Alma -- Fuentes

Textos primarios de los libros de Jozef Rulof correspondientes al artículo ‘alma’.
Según los libros de Jozef Rulof.
Estas fuentes presuponen la lectura previa del artículo ‘alma’.

Todos nuestros sentimientos

En el libro ‘Entre la vida y la muerte’ el sacerdote Venry vuelve a ver su vida anterior como Padre Taiti.
Constata que todos los recuerdos y sentimientos de las vidas anteriores siguen formando parte de su alma:
La que había llevado antes y que pertenecía a esa vida también la poseía ahora.
Por eso vivía en la realidad, porque todos los sucesos, sentimientos y propiedades aprendidos permanecen en nosotros y siguen formando parte del alma.
En todos esos siglos no había cambiado nada, solo en mí mismo, que ahora significaba el sentimiento, mi empeño en lo bueno.
En esa vida sucumbí.
Lo que vivía ahora me parecía milagroso.
De este modo me era posible volver a ver muchas vidas.
Todas habían sido necesarias para despertar.
Entre la vida y la muerte, 1940
En una siguiente vida como Alonso se pregunta por qué es como es.
Su guía espiritual le explica que el impulso de buscar procede de su alma:
“El sentimiento que se aloja en ti, que eres tú mismo, que el alma asimiló y que se siente como sentimiento, toca esta conciencia que se manifiesta en tu búsqueda y deseo.
Si esto te queda claro, Alonso, sentirás que el alma tiene que asimilar todos estos sentimientos, y para eso hacen falta vidas enteras.
Es imposible conseguirlo en una sola breve vida terrenal.
Entre la vida y la muerte, 1940
Nuestra alma reconoce a la gente que va a formar parte de nuestra vida.
En el libro ‘Las máscaras y los seres humanos’ se le explica a Karel por qué Marja sabía cómo ella encontraría su felicidad:
Marja sabía en sus adentros que si se atraía a ese hombre, viviría su felicidad.
Ya lo sabía de niña, te lo contará más adelante.
Igual que se despertó en mí lo anterior, en ella regresó ese conocimiento.
Cada vida reclama la concienciación anterior.
De modo que cuando naces es ese pasado el que emerge.
Es imposible cambiar nada en eso, esas fuerzas de los sentimientos te obligan a aceptarlos.
Es imposible ser de otra manera, es imposible actuar de otra manera.
Este es nuestro increíble subconsciente.
Es esto por lo que los sabios hacen tantos aspavientos y a lo que jamás pueden encontrar una respuesta concluyente, porque no aceptan el renacer.
Así que está claro que cuando despierta el alma ya vives en tu pasado, en la vida anterior.
¡Es algo ineludible, Karel!
Todos esos sentimientos de una sola vida —tantos sentimientos son de tu subconsciente inconmensurable— forman, pues, la personalidad.
Las máscaras y los seres humanos, 1948

Infundir alma a nuestro cuerpo

El alma es la vida que infunde alma al cuerpo material.
Para reencarnarse, el alma primero va a un mundo que tiene conexión con el embrión:
Es el mundo de conexión en el que vive el ser humano, el alma, que regresará a la tierra.
O sea que desde aquí regresa el alma al cuerpo material y es “la vida” lo que anima a la materia.
Eso es lo que es nacer en la tierra.
El ciclo del alma, 1938
Así es como al embrión se le infunde alma:
Podría llamar esta esfera también el mundo del embrión, porque es de donde se le anima.
El ciclo del alma, 1938
Al mundo del embrión también se le llama el mundo de lo inconsciente.
Desde allí el alma empieza su nueva vida, para lo que necesita un nuevo organismo material:
O sea, lo que se ha quedado dormido allí en el mundo de lo inconsciente despertará cuando la vida vuelva a nacer y es esa animación para la realización del organismo material.
The Origin of the Universe, 1939
El alma alimenta el cuerpo hasta que se haya completado su plan vital.
Este tema se desarrolla en el artículo ‘Eutanasia y suicidio’.
En el artículo ‘Morir como transición’ se describe como el alma del ser humano vence la muerte:
What appears like dying is the releasing of the soul, and she goes further!
The Cosmology of Jozef Rulof Part 5, 1944
No es nuestro cuerpo material lo que vive, es nuestra alma la vida que infunde alma a nuestro cuerpo:
La mayoría de la gente aquí en la tierra piensa de verdad que viven materialmente, pero ustedes solamente se desprenden del cuerpo, y pronto entrarán en el mundo para su alma, el mundo para su espíritu, y serán una personalidad astral.
Conferencias 1, 1950

La reencarnación de nuestros sentimientos

La erudición terrenal aún no mira detrás del ataúd:
You doctors too.
You do not know the soul.
You know nothing about her infinite life.
You continue to stand before the ‘coffin’ and do not look over it.
But she now lives there as a spiritual personality.
As if God did not create anything else but such a little material being.
The Cosmology of Jozef Rulof Part 3, 1944
But both the human ‘will’ and the personality are one, is one life, but is also feeling.
And that wonderful machine, Dr Freud, Jung, Kant, Schopenhauer, you were never able to analyse, you do not know this clockwork.
The Cosmology of Jozef Rulof Part 3, 1944
Al descender en la vida embrionaria el alma se adapta a la pequeña célula material:
Pero la vida que infunde alma se adapta a esa vestidura material, que es en este estadio la vida embrionaria.
The Origin of the Universe, 1939
Aun así, todos los sentimientos del alma permanecen intactos:
The human cell as an embryo is so trivial, but still with all the life of feeling and consciousness - and do you accept that - that we already mastered ourselves.
Questions and Answers Part 3, 1952
Los sentimientos humanos se han quedado dormidos en ese momento para no interferir en el delicado fruto:
Sí, señora, el alma regresó allí hasta alcanzar la armonía igual, y esto supone: se quedó dormida para sintonizar con el nacimiento.
Questions and Answers Part 1, 1950
Aun así, el alma conserva en ese momento todos los rasgos que ha desarrollado en sus vidas anteriores.
Esos rasgos despertarán a medida que el cuerpo material va creciendo:
La vida del alma vuelve a la vida embrionaria.
También sabemos que esta vida interior ya ha vivido y que allí ha asimilado varias características.
Aun así, y este es el milagro que quería aclararte, la vida interior conserva todos los rasgos que asimiló en todos esos siglos.
Todos ellos están presentes en la vida del alma y despertarán conforme va creciendo el organismo material.
The Origin of the Universe, 1939
Es imposible que hayamos adquirido todos nuestros rasgos en una sola y breve vida terrenal:
Y cuando el hombre en la tierra se pregunta: “¿Cómo he conseguido todos esos rasgos?”, entonces es que la vida los asimiló en vidas anteriores, y todo ello con el objeto de despertar espiritualmente.
Sabemos que uno tiene que asimilar todo viviéndolo y aprendiéndolo, y que uno, además, tiene que aceptar que no es posible hacerse con todos estos rasgos en una reducida y corta vida terrenal.
El alma requiere para ello miles de años, y ¿qué son mil años de este lado?
El ciclo del alma, 1938

Nuestra evolución eterna

Lo que comenzamos en una vida en particular lo continuamos en una vida siguiente:
Por favor, piensen un poco más a fondo sobre lo que han de hacer, hoy, mañana, pasado, dentro de dos semanas; dentro de dos siglos estarán listos.
Se vivirán eternamente a sí mismos.
Conferencias 1, 1950
El ser humano que no anhela riquezas porque por dentro siente que eso no le hará feliz tiene que haberlas vivido alguna vez, de lo contrario no puede saberlo en su fuero interior:
Luego otra imagen: un ser humano tiene posesiones en la tierra.
Es feliz, pues posee mucho.
La riqueza en la tierra es la felicidad para muchos.
Pero una persona que sentía espiritualmente, le dijo al rico: “Me sirven de más mis leyes espirituales, mis tesoros espirituales valen más que todas sus posesiones”.
Y estas posesiones, las que me importan, han llevado al ser humano, por poseer mucha materia, al punto en que pueda distanciarse de todo lo que pertenece a la tierra.
Posee la felicidad en el espíritu y es pobre en materia.
Son dos estados diferentes de sintonización espiritual.
Ambos viven en la tierra.
Unos no entienden que otros no anhelen la riqueza.
Otros más asesinan para poder poseer materia y riqueza.
Y estos estados los vemos miles de veces.
Ahora el meollo de todos estos estados: el ser espiritual tiene que haber vivido en un estado para poder distanciarse entonces, en la vida en la que se encuentre, de toda esta riqueza, para saber que no lo hará feliz, sino que solo le causará preocupaciones, por lo que no lo quiere.
Debe saber lo que significa poseer mucha materia en la tierra.
Solo puede saberlo porque lo ha vivido alguna vez en todos sus estados.
Una mirada en el más allá, 1936
Por medio de muchas vidas todos asimilaremos lo que se puede aprender en la tierra:
Así que el que posea esa conciencia, habiendo entrado en esta fuerza de los sentimientos, debe haber llegado en un estado existencial a ese punto y encontrarse en la tierra con un propósito elevado, lo que a su vez son otros estados.
Así, avanzando, el ser humano aprenderá en la tierra todo, teniendo al mismo tiempo que deponer lo que quiera poseer en otro estado.
Lo que el ser humano asesina en un estado, lo depone y lo remedia en otra vida terrenal.
Así podría aclarar miles de diferentes estados existenciales, con los que puedo demostrar que todo lo que el ser humano aprende y aún aprenderá se ha aprendido en la tierra.
Una mirada en el más allá, 1936

Lo que soy es el alma

En la tierra se sigue contemplando al ser humano como materia, como cuerpo, todavía no se observa la vida interior del alma:
¿Qué es lo que sigue contemplando el ser humano?
El ser humano como materia.
Ahora les demostraré que todavía no conocen al ser humano interior.
Conferencias 2, 1951
Jozef Rulof señala que nos reencarnamos en todos los países y que nuestro poderoso subconsciente al final contendrá todas las experiencias de nuestras vidas anteriores en esos diferentes países, pueblos e idiomas.
El color de la piel no dice nada del alma:
Sí, señora, Estados Unidos, Francia, Alemania, la jungla y todos los idiomas y todos los pueblos de la tierra que viven en nuestro corazón forman parte de nuestro subconsciente.
Señor, mejor no insulte a los franceses o los rusos; nosotros mismos fuimos eso.
¿No sienten, consideran, que todo es de justicia?
¿Entienden?
Si dicen que son blancos, señor, puede ser que vaya usted precedido por la irradiación negra, y entonces diremos: “Mira, allí va un negro”. (Véase rulof.org/es/anti-racismo-y-discriminación).
Un negro blanco que es negro.
Questions and Answers Part 2, 1951
Nos nutrimos ahora de nuestras vidas anteriores:
También en Ámsterdam se le hizo esta pregunta al maestro, y respondió:

“Ahora están nutriéndose de su vida anterior.
Lo que están asimilando ahora solo podrán usarlo después de esta vida.
Es decir, tienen que asimilar todavía esta vida.
Ahora está nutriéndose de su vida anterior —francesa, alemana o quizá rusa—, tiene usted talento, eso también es parte de ello.
Porque cuando llegue a la tierra todavía no sabrá nada de esta vida.
Así que ¡tiene usted que asimilarla!
¿De dónde vienen sus aires de condesa?
¿Caídos del aire?
¡Todo esto forma parte de su vida anterior!
Las artes y las ciencias, señora, las volvemos a ver por medio de nuestros sentimientos.
Todos los rasgos de nuestro carácter los hemos construido por medio de muchas vidas.
Questions and Answers Part 1, 1950
Siempre que el ser humano quiera el bien:
El núcleo de todas las religiones es el mismo.
Con que el ser humano quiera el bien, ¿qué importa entonces si es judío, cristiano o musulmán?
Una mirada en el más allá, 1936
Al final, por nuestras numerosas vidas, recibiremos la humanidad entera como experiencia en nuestros sentimientos:
All of mankind lives in one human being.
Questions and Answers Part 4, 1952