Almas gemelas

Nuestra conexión de los sentimientos más profunda

Nuestra alma gemela es aquella alma con que estamos más íntimamente conectados en sentimientos de todas las almas del cosmos, desde el surgimiento de las almas de ambos.
Según los libros de Jozef Rulof.
Jozef Rulof recibió esta pintura mediúmnicamente y está en la portada del libro ‘Hacia la vida eterna a través de la Línea Grebbe’.

Nuestra media naranja

Muchas personas tienen una sensación vaga o indeterminada de que en alguna parte hay alguien que pertenece a su lado como el verdadero amado.
En los libros de Jozef Rulof, a esa media naranja se le llama el “alma gemela”.
En el libro ‘El ciclo del alma’, por ejemplo, se describe a las almas gemelas Lantos y Marianne.
Ya durante sus juegos infantiles se casaron para sus sentimientos.
Después sus vidas se separaron, porque Marianne todavía tenía que enmendar a otro hombre por sus vidas anteriores.
Durante toda su vida, Lantos siguió deseando su amor juvenil, y su amor lo inspiró para crear los productos de arte más hermosos como artista plástico.
Después, Lantos estudió durante nueve siglos, como personalidad espiritual, la vida en la tierra y en el más allá, y después, como el maestro Zelanus, escribió numerosos libros por medio de Jozef Rulof.
Durante todo ese tiempo, Marianne esperó una nueva reencarnación en el mundo de lo inconsciente.
En su última vida en la tierra, Lantos pudo ayudarla a resolver su causa y efecto como espíritu protector.
Después de esa vida, les esperaba la unión eterna en las esferas de luz.

Amor gemelo

En el libro ‘Hacia la vida eterna a través de la Línea Grebbe’, al padre de Theo lo protegió durante su vida entera su alma gemela Angélica, como su guía espiritual.
Durante su matrimonio difícil en la tierra percibió que el amor propio de su mujer no les traía felicidad.
Esta falta hizo que se abriera a un amor más etéreo.
Después de su vida terrenal vivió ese amor gemelo con Angélica en el más allá.
Percibió que pertenecían juntos eternamente, uno solo en sentimientos y pensamientos.
Más tarde, Theo se enteró por su padre de que el amor gemelo está por encima del amor terrenal.
Cuando el sentimiento sigue enfocado en el amor corporal no se percibe el amor gemelo, aunque las almas gemelas se encuentren en la tierra.
El artículo ‘Grados de amor’ explica los distintos niveles de amor.
El padre de Theo le explica que para el amor gemelo es necesario la aceptación completa del otro.
Esté completamente abierto a su alma gemela, pueden seguirse el uno al otro hasta en su interior más profundo.
En su alma gemela percibe la vida, su alma, su espacio.
Cuanto más puede conectarse con ella en sentimiento, tanto más llega a conocer la profundidad de la vida de ella, y así de todo lo que vive.
En las esferas de luz, las almas gemelas descienden tan profundamente una en la otra que perciben el primer principio de su estar juntos.

Irse acercando el uno al otro

En el libro ‘Entre la vida y la muerte’, el sacerdote del templo Venry buscaba su gran amor Lyra, y la conoció como sacerdotisa en el Antiguo Egipto.
En esa vida, estas almas gemelas no pudieron estar juntas, porque ambas vivían en su causa y efecto.
Sí que podían apoyarse mutuamente en lo espiritual, por lo que Venry pudo llevar a cabo su tarea dificilísima como sumo sacerdote del templo, la de traer amor donde reinaban unas inmensas tinieblas.
Su encuentro se produjo porque la tarea para la que Venry había reencarnado en la tierra lo requería.
No obstante, la mayoría de las veces las almas gemelas viven su causa y efecto separadas una de otra, con otras almas con las que aquel se ha creado en el pasado.
También entonces los seres humanos pueden buscar su alma gemela, pero no la encontrarán.
El maestro Zelanus dice que la mayoría de las veces ni siquiera reconocen al otro cuando se topan el uno con el otro.
Porque pueden encontrarse de muchas maneras, por ejemplo como madre e hijo, hermano y hermana, médico y paciente, juez y condenado, profesora de canto y alumno, vendedor y cliente, mendigo y paseante, enterrador y cadáver, ministro y votante, empleador y empleado, criminal y víctima, enfermera y moribundo, soldado y soldado, amigo y enemigo.
El maestro Zelanus concreta aún más lo que esto puede significar para nuestra vida diaria.
Porque cuando robamos a alguien, ese alguien tal vez sea nuestra alma gemela sin que lo sepamos.
Odia al ser humano y posiblemente estés odiando a tu alma gemela.
Participa en violencia y asesinas a tu alma gemela.
Niégate a tener hijos y no podrá nacer tu alma gemela.
Ama universalmente ¡y vivirás en amor con tu alma gemela!
Además de esto, el maestro Zelanus aconseja invertir bien el tiempo en la tierra para resolver la disarmonía del pasado, porque precisamente esto hace que las almas gemelas se vayan acercando una a la otra.
No por estar juntas, sino por trabajar por separado se empequeñece la distancia entre ambas, paso a paso.
Todo lo que hacemos influye en la conexión con nuestra alma gemela, acelera o retrasa el momento en que esteramos para siempre juntos en amor y armonía.
Por eso el maestro Zelanus dice: “No busques, no pidas; tu alma gemela se acercará a ti cuando estés listo”.

El viaje cósmico conjunto

El artículo ‘Nuestras primeras vidas como células’ ilumina el momento en que surgieron dos almas gemelas en el primer planeta.
Nacieron en el mismo segundo, y juntas representan las dos fuerzas básicas de la vida.
En el artículo ‘Nuestras fuerzas básicas’ se les llama a esas fuerzas maternidad y paternidad.
Las fuerzas femeninas y masculinas llevan juntas a la reencarnación, a la evolución.
Desde su primera vida, ambas almas gemelas emprendieron el camino juntas, grado tras grado, iguales en cuanto a sentimiento, uno solo en cuanto a empuje, de igual edad, ni siquiera diez segundos las separan.
En sus reencarnaciones vivieron de manera alternada el empuje materno y paterno, y estar juntos les aseguró más sentimiento y una conciencia superior.
Los artículos ‘Evolución en el agua’ y ‘Evolución en la tierra’ esbozan el crecimiento de su cuerpo y de sus sentimientos.
El artículo ‘Nuestra conciencia en Marte’ arroja luz sobre el despertar de la personalidad que aprendió a usar la fuerza del cuerpo para asegurarse de alimento.
Al hacerlo, por primera vez se destruyó el cuerpo de un alma compañera, por lo que surgió el karma.
En ese momento, las almas gemelas se distanciaron.
Quien cometiera un asesinato tenía que volver para dar un nuevo cuerpo al alma involucrada.
Solamente después se podía continuar el viaje cósmico en compañía de la propia alma gemela.
No obstante, en la tierra despertaron pasión y violencia en la personalidad.
Al no tener conciencia todavía de la naturaleza real de su alma, el ser humano pasó al amor propio y malgastó así la unión con el alma gemela.
Al estar enfocado en la pasión y al amor corporal, el ser humano empezó a aparearse con muchos otros, y no solamente con la propia alma gemela.
Pero eran sobre todo los asesinatos cometidos los que separaron las almas gemelas a la fuerza, porque al cometerlos fueron construyendo una montaña de karma que primero habría que finiquitar.
Hasta el día de hoy, la mayoría de los seres humanos en la tierra han reencarnado para disolver su karma.
Por eso, por regla uno no está junto a su alma gemela, porque está ocupado corrigiendo la disarmonía del pasado.
Esto ocurre principalmente al estar junto con las demás almas que estuvieron involucradas en la disarmonía del pasado.
Cuando se haya corregido todo el karma, uno puede despedirse de todas las vidas terrenales para seguir trabajando, en el más allá, en el desarrollo espiritual.
Si entonces el alma gemela no ha llegado todavía a ese punto y tiene trabajo que hacer todavía en la tierra, uno puede seguir desarrollándose espiritualmente en la cuarta esfera de luz, el grado de los sentimientos espiritual.
Para seguir penetrando, desde allí, la profundidad de la vida, a uno le hace falta su alma gemela, porque solamente en compañía del otro se puede acceder a esta profundidad y portarla.
Después de volverse a reunir, en la cuarta esfera de luz o ya antes, comienza el eterno estar juntos.
A partir de ese momento, la conexión de los sentimientos ya no volverá a interrumpirse, porque no se crea ya más disarmonía.
Entonces la personalidad habrá tomado plena conciencia de la armonía del alma, y la representará en todo el sentir, pensar y actuar sucesivos.
A partir de ese momento, las almas gemelas sirven juntas a todo lo que vive, y de esta manera adquieren las esferas de luz más elevadas.
Después reencarnan como almas gemelas en el primer planeta del cuarto grado de vida cósmico.
Aquí, volverán a vivir la maternidad y la paternidad en un cuerpo material.
Entonces cambiarán cada vida nueva entre el cuerpo femenino y el masculino, y cada vez tendrán dos hijos,como almas gemelas, para asegurar su reencarnación.
Su amor gemelo lo acogerá todo, todo discurrirá en armonía, y cada vida nueva crecerán en cuanto a sentimientos y conciencia cósmica.
Hasta alcanzar juntas, tomadas de la mano, el séptimo grado de vida cósmico, el Omnigrado.
Entonces habrán conducido a plena potencia y conciencia el Omnialma y Omnifuente en su interior, y portarán todo lo que vive en el espacio en su amor cósmico.

Fuentes y textos para profundizar en el conocimiento