Arrepentimiento y remordimiento

Impulsos para dar amor

El arrepentimiento y el remordimiento harán una transición serena si hemos proporcionado más amor que desgracias, en esta vida o después.
Según los libros de Jozef Rulof.
“Gerhard, el cochero, cuenta en el libro ‘Aquellos que volvieron de la muerte’ como pudo liberarse también de su remordimiento”.

Gracias a la reencarnación

En el libro ‘El origen del universo’ se sigue a un hombre que dejó embarazada a una mujer para abandonarla a continuación.
Es la razón por la que la mujer termina mal.
El hombre no hizo ni caso de su miseria y solo vivía para él mismo.
La mujer murió miserablemente.
Al final de su vida el hombre sentía que algo le corroía el alma.
Intentó enmendar todo regalando sus propiedades a los pobres.
En ese estado hizo la transición al más allá.
Al despertar en su vida espiritual sintió que en sus sentimientos apenas nada había cambiado.
El arrepentimiento sobre lo que le había hecho a la mujer no hacía más que crecer, hasta que ya no pudo pensar en nada más.
El remordimiento se convirtió en un impulso enorme para enmendar.
Sentía que ya no encontraría la paz hasta que hubiera transformado el daño infligido a la mujer en felicidad y amor.
Debido a que la mujer se reencarnó en la tierra él sintió que el renacimiento le daba la oportunidad de resolver su remordimiento.
Renació en la tierra y cuando él se reunió de nuevo con ella ya no la dejó.
No le dio otra cosa que amor, toda su vida.
Así es como se disolvió la agitación en su alma y sintió que se iba liberando de su acto de su propio pasado.

Resolver el remordimiento

Gerhard, el cochero, cuenta en el libro ‘Aquellos que volvieron de la muerte’ como pudo liberarse también de su remordimiento.
Se había burlado mucho de lo que Jozef Rulof decía sobre la vida después de la muerte.
Intentó ofenderle profundamente y le reprochó estar engañando a la gente con sus extrañas historias sobre los muertos.
Poco después le tocó a él mismo vivir la vida después de la muerte.
Después de su fallecimiento vio a dónde le habían llevado sus burlas.
Entonces lo que más hubiera deseado hacer era ir de rodillas a Jozef para pedirle perdón, pero ya no era posible: en su más allá estaba sin poder moverse del espacio cerrado que se había fabricado él mismo por blindarse en la tierra contra la vida.
Entonces empezó a trabajar en él mismo para erradicar cualquier burla y rechazo de sus sentimientos.
Empezó a ayudar a la gente en lugar de mofarse de ella.
Estuvo trabajando durante años en las circunstancias más difíciles para darse luz a sí mismo.
Y todos esos años no tuvo más que una meta: conseguir que al final pudiera resolver su remordimiento.
Tuvo la oportunidad de hacerlo.
Alcar, el líder espiritual de Jozef, dejó a Gerhard que llevara su historia a la tierra, por medio del Jozef, sobre cómo accedió al mundo espiritual, en el libro ‘Aquellos que volvieron de la muerte’.
Allí Gerhard también describe que su remordimiento le ha permitido comprender cómo tienen que haberse sentido algunas personas cuando clavaron a Cristo en la cruz.
Gerhard, al compartir sus experiencias, contribuye a la serie de libros de Jozef Rulof en los que se ofrece la explicación de cómo cada alma recibe una y otra vez en su eternidad la oportunidad de volver a entrar en armonía con todo lo que vive por medio de enmendar cosas.
Para algunas personas eso sigue siendo posible durante su vida terrenal.
Otras no comienzan con ello hasta en su más allá.
Y muchas otras enmiendan cosas durante sus siguientes vidas en la tierra.
Pero siempre será posible hallar el camino para convertir el remordimiento en serenidad después de proporcionar a todo lo que vive más amor que desgracias.

Fuentes y textos para profundizar en el conocimiento