Colaboracionismo holandés de los nazis y nacionalsocialismo

Podrido, satánico, tóxico

En los libros de Jozef Rulof, el colaboracionismo holandés de los nazis y el nacionalsocialismo se describen como podridos, satánicos, preanimales, prehistóricos y tóxicos como la peste.
Según los libros de Jozef Rulof.

Colaboracionismo holandés de los nazis

El colaboracionismo holandés de los nazis en Holanda fue un partido político holandés que existió de 1931 hasta 1945.
El partido honraba la ideología del nacionalsocialismo y fungió en el momento de la ocupación alemana de Holanda en la Segunda Guerra Mundial como el partido de colaboracionismo que trabajaba con el ocupador.
En el libro ‘Los pueblos de la tierra contemplados por el otro lado’ de Jozef Rulof, se comenta este movimiento como una parte del análisis del nacionalsocialismo en Holanda durante la Segunda Guerra Mundial:
If you feel all of this, it must be clear to you, why the Dutch people did not even want to have to do with national socialism.
The Peoples of the Earth, 1941
En la cita de arriba, se trata del setenta y cinco por cien del pueblo holandés que representa un grado de los sentimientos elevado:
And the seventy-five percent of your people is disgusted by the ideals and the concepts of this movement.
What they represent for your people is enslavement, brutal violence, deception, meanness, betrayal and thousands more characteristics, which belong to the lower, pre-animal-like instinct.
These thoughts must clash with the healthy, free, conscious, mentality of the Dutch people tuned to love.
The people who serve this movement, represent the lower characteristics of your people, they therefore act badly in an animal-like way or agree to it by keeping silent at least.
These people do not need God and Christ, they feel themselves ‘Superhumans’ and experience darkness!
Is it then any wonder that this low grade is discarded by the higher grade despite its many efforts?
The Peoples of the Earth, 1941
Los idealistas colaboracionistas se contraponen a Moisés y los suyos:
Moses and his people were also idealists and prepared at all times to devote their lives for the spiritual consciousness of mankind.
The idealists of your time are coarse-material beings, who serve their own grade of life and love themselves for the greater part.
Moses served mankind, your idealists serve a people and are hereby open to hell and horror.
Moses brought the faith in One God to Earth, your idealists destruction and demonic meanness!
Moses was a fighter for God, a preacher of love, in contrast your idealists create discord and deride God and murder the better self in the human being.
However, they cannot frame their satanic plans so covertly or the good core of the Dutch people sees through them and rejects them.
The Peoples of the Earth, 1941
En las postrimerías de la Segunda Guerra Mundial se reimplantó la pena de muerte en Holanda, y se ejecutó en los colaboracionistas.
En una noche informativa se le pregunta a Jozef Rulof qué opinaba sobre esa pena de muerte:
Hay una señora que retoma su pregunta de la semana pasada y que ahora pregunta: “¿Se puede aplicar la pena de muerte?”.
Jozef dice:

“Claro que no.
¿Qué dicen los ‘Diez Mandamientos’?
Preguntas y respuestas 1, 1950
Para Jozef, matar siempre está mal, también cuando se aplica al líder de los colaboracionistas, Anton Mussert, y al simpatizante nazi Max Blokzijl:
En la Biblia pone: No matarás.
Así que todo lo demás que encuentre al respecto en la Biblia es de quienes la malbarataron, del ser humano que ha echado a perder la palabra de Dios y Cristo.
Así que dice: No matarás. Pero ¿por qué le quitaron aquí entonces la vida a, entre otros, (el simpatizante nazi) Mussert y a ese pobre (simpatizante nazi) Max Blokzijl?
Ese Blokzijl no es un ‘pobre’, no tengo lástima de esa vida, él y Mussert me parecían necios, pero ¿encima quitarles la vida a semejantes inconscientes?
¡Que los hubieron enviado a las minas de carbón!
Ya puestos, que los hubieran hecho trabajar día y noche hasta que se desplomaran, pero que no los hubieran matado.
No mates a ningún ser humano o lo violarás; dales, en cambio, la opción de enmendar sus errores.
¡Esa fue la intención de Cristo y ninguna otra cosa!
Preguntas y respuestas 1, 1950
En la revista ‘Evolución’ que editaba Jozef, se dice de los colaboracionistas holandeses de los nazis:
 
 
 
 
Archives, 1945
 
 
Archives, 1945
Jozef llama “locos” a los colaboracionistas holandeses de los nazis:
Cuando ustedes iban corriendo detrás de esos locos, yo usaba mi tiempo de otra manera.
Preguntas y respuestas 1, 1950
Sobre realizar el saludo dice:
Fuera de aquí, ansiosos, dejen de estropear mi vida.
Preguntas y respuestas 1, 1950
En una noche informativa cuenta que en 1942 se encontró en su pueblo natal con unos colaboracionistas holandeses:
Llegué a ’s-Heerenberg, señora, en 1942, volví a mi tierra natal en ’s-Heerenberg, y entonces los de la NSB (colaboradores holandeses de los nazis) andaban así.
Me dejaron estar con la élite, o sea, en Heining, es un bonito café —yo no iba nunca allí, se me hacían demasiado fanfarrones—, allí solo había notables, iba el alcalde, vaya, allí no podía acudir un hijo de la calle Grintweg, lo echaban.
Questions and Answers Part 3, 1952
En su pueblo natal, a Jozef lo llamaban “Jeus”:
Pero entonces llegué allí, ya llevaba en las manos unos doce o quince libros, y entonces empezaron a inclinarse un poco y: “Bueno, ese Jeus sí que tiene algo”.
Y entonces entré y allí estaba la élite de Mussert.
Questions and Answers Part 3, 1952
Jozef reprueba que se haga el saludo colaboracionista:
“Vaya”, digo: “¿Qué está pasando aquí en ’s-Heerenberg?
Maldita sea, todos levantan el brazo, pero ¿esto qué es?
¿Están locos?”.
Y digo: “Y todos han apostado por un caballo blanco, cojo, ese caballo luego se derrumbará”.
Questions and Answers Part 3, 1952
Jozef sabía que esto podría hacerlo terminar en la cárcel, porque iba en contra del colaboracionismo holandés de los nazis y el nacionalsocialismo:
Y entonces dijo mi amigo, era un gerifalte allí, hijo de Van Bree, el alto, dice: “Si no hubiera sido Jeus, no podría haber hecho nada por él, tendría que haberlo encarcelado”.
Pero era Jeus.
Digo: “Willem”, cuando la guerra hubo acabado, digo: “Willem, si se te hubiera ocurrido hacerlo, te habría arrancado el pelo”.
Y cuando volví después de la guerra, dijo: “Jeus, Jeus, hay que ver lo estúpidos que fuimos, ¿no?
No lo sabíamos.
¿Podrás perdonárnoslo?”.
Digo: “Pero si no me enojé con ustedes (vosotros), ¿no?
Niños”.
Questions and Answers Part 3, 1952
El comportamiento colaboracionista te saca a golpes de la armonía y el amor de la primera esfera de luz:
Y eso los saca a golpes de la primera esfera, señoras y señores.
Porque cómo es posible —así se lo dije a mi gente que ha leído mis libros—, cómo es posible apostar tu vida por un lío salvaje, cuando Cristo dijo: “Quien a hierro mata morirá por la cruz”.
Y eran conocedores de la Biblia, no se crean.
Entre ellos había quienes tenían sesiones con los “maestros” en el otro lado y estos decían: “Así estuvo bien”.
Digo: “Ya está bien de tanta tontería, no tienen (tenéis) nada”.
No querían perder eso.
Questions and Answers Part 3, 1952
Está claro el punto de vista en los libros de Jozef Rulof sobre el colaboracionismo holandés de los nazis:
Echa un vistazo, Jeus, y ve cuántas personas hermosas cayeron por culpa de ese maldito, podrido, inconsciente Movimiento Nacional Socialista (holandés).
Conferencias 3, 1952

Nacionalsocialismo

El nacionalsocialismo viene de un ladrón asesino:
Germany invaded your country, crushed your army and revealed itself to be a robber and murderer.
The Peoples of the Earth, 1941
El holandés ve la conciencia prehistórica de la propaganda nacionalsocialista:
The Dutchman lets all the propaganda, however large-scale, pass over him, because he recognises the prehistoric conscious in it anyway.
The national-socialist idealists want to make soldiers of your people.
The Peoples of the Earth, 1941
Why does your people no longer feel for their blaring marching music?
Because it finds that this kettle rattling belongs in the jungle!
The Peoples of the Earth, 1941
After having occupied your country and robbed your goods, national socialism also wants to possess your soul.
The Peoples of the Earth, 1941
Their stupid mentality does not realise that a true Christian would rather die than raise his arm to give their heathen salute.
The Peoples of the Earth, 1941
Los pensamientos de Hitler son una peste:
The rest is satanic, animal-like, those thoughts are a plague, which the world will be released from!
The Peoples of the Earth, 1941
Hay que erradicar el nacionalsocialismo hasta el último pensamiento:
Germany will also be restrained and the demonic national socialism will be exterminated to the last thought.
This cursed system will disappear from the Earth!
The Peoples of the Earth, 1941
Véase también el artículo ‘Hitler’.