Cosmología

Lo mismo que arriba, abajo

El cosmos nace gracias a las mismas fuerzas básicas que aquellas con que el alma cósmica va construyendo su alma, sentimientos y personalidad.
Según los libros de Jozef Rulof.
“Lo mismo que arriba, abajo”.

La universidad de nuestra vida

‘La cosmología de Jozef Rulof’ es una serie de cinco libros en que sus autores, los maestros, describen los viajes espirituales que hicieron a través del cosmos con Jozef Rulof.
En esos viajes siguieron el origen y la evolución de todo lo que vive en el cosmos.
Los maestros también llaman su cosmología la universidad de nuestra vida, y en ella describen la vida a nivel del alma.
Investigan los ladrillos de la vida misma para llegar a conocer las fuerzas básicas por las que esta vida se ha dado forma.
Llaman estas fuerzas básicas “dilatación y densificación”.
Todo lo que vive se dilata y se densifica hasta una forma concreta.

Psicología espacial

Las fuerzas básicas no solo se encargan de la transformación de una célula en un cuerpo humano, los maestros también vuelven a verlas en nuestra personalidad.
De esta manera, nuestros sentimientos pueden dilatarse y densificarse hasta formar pensamientos y actos.
Es por eso que los maestros llaman a su cosmología también “psicología espacial”.
Durante sus viajes cósmicos, los maestros hacen con frecuencia comparaciones de lo que perciben con aspectos de nuestra personalidad, para que podamos ver las fuerzas básicas de la vida en nuestro propio interior.
Su intención es que podamos ver, gracias a estas comparaciones, qué sentimientos y pensamientos de nuestra personalidad se corresponden con la armonía natural del cosmos, para que podamos desprendernos de las irrealidades que se han metido a hurtadillas en nuestro carácter.

El conocimiento más elevado

Los maestros indican que su cosmología es el conocimiento más elevado que se pueda adquirir en las esferas de luz en el más allá.
A partir de la cuarta esfera de luz la gente se ha desprendido suficientemente del pensamiento terrenal para empezar a sentir y pensar de manera cósmica por las propias fuerzas.
Entonces no solo se puede recibir una explicación de la cosmología, como la que se nos da aquí en la tierra, sino que se puede vivir la unión cósmica con la vida misma por medio de una conexión de los sentimientos.
Sin embargo, los maestros ya traen ahora estos conocimientos a la tierra por encargo de su mentor más elevado, Jesucristo, para que podamos entender desde ya Su mensaje “Ámense (Amaos) los unos a los otros” a nivel del alma.

Nuestra alma cósmica

El artículo ‘Nuestra alma cósmica’ repasa los veintiocho artículos que aclaran algunos de los aspectos clave de la cosmología.
No son más que resúmenes concisos, porque los maestros han indicado que pueden escribir miles de libros para explicar la cosmología completa.
Y es que esta no versa sobre un tema en particular, sino que explica a nivel del alma toda la vida que ha cobrado forma en el cosmos.
Se vuelve entonces claro como el agua que en el núcleo más íntimo estamos conectados con toda esta vida de una manera que solo acabamos de empezar a descubrir.

Fuentes y textos para profundizar en el conocimiento