Creador de luz -- Fuentes

Textos primarios de los libros de Jozef Rulof correspondientes al artículo ‘Creador de luz’.
Según los libros de Jozef Rulof.
Estas fuentes presuponen la lectura previa del artículo ‘Creador de luz’.

Las primeras almas

Cada alma despierta como personalidad por medio de incontables experiencias:
“The soul learned from the Moon.
Every action gave her life wisdom.
She mastered this wisdom and as a result of this experience her personality awakened.
Archivo, 1945
Junto con el maestro Alcar y Jozef Rulof (André-Dectar), el maestro Zelanus sigue la transición de los primeros seres humanos que habían completado su última vida terrenal:
Lo que tenemos que seguir ahora es cómo el alma como ser humano entrará para este estadio prehistórico al mundo astral.
Más adelante lo viviremos para el ser humano en el estadio actual, y entonces llegaremos a conocer otras leyes más, porque ese ser humano tiene más conciencia.
No solamente orgánica, sino también espiritual.
Ahora nos toca ver y vivir muchos mundos.
En primero lugar para los “siete grados de vida corporales” y luego para el mundo astral, para el alma como la personalidad espiritual.
Pero el alma como ser humano ¿es una personalidad espiritual, André-Dectar?
—Sí, maestro, aunque preanimal.
—Es cierto, y le agradezco su respuesta.
Así que nos toca vivir diferentes grados de vida para el mundo astral.
Este es el final para el alma como ser humano, por lo menos para la tierra.
Ahora hay miles de leyes vitales abalanzándose sobre nuestra vida.
Y para cada una de las leyes vitales, aunque sea disarmónica, tenemos ese análisis espacial.
Les pido que vengan conmigo, porque tengo que sintonizar ahora con esta muerte.
Así que sigan a ese ser humano moribundo de allí, y pronto accederemos al mundo inconscientemente humano, animal y astral.
En este selva hay varias personas moribundas y alcanzamos ahora la unión con estas vidas.
Todos los grados de vida viven esta misma ley, pero ahora el grado de vida más elevado ha llegado al punto en que la vida como ser humano se despide de la tierra.
No hace falta que les aclare que esto es imponente para nosotros, porque así vivimos una concienciación espiritual.
Más adelante vendrán a mí todos esos sentimientos y los recibiré de mi maestro Alcar, viviremos estas mismas leyes para el estadio actual, y entonces se podrá vivir otra cosa.
Seguimos al ser humano moribundo.
Alcanzamos la unión y moriremos con esta criatura humana, el hombre.
Pero allí hay varias personas muriendo.
The Cosmology of Jozef Rulof Part 5, 1944
En su viaje cósmico, el alma se despide ahora de la vida material en la tierra como último planeta del tercer grado de vida cósmico.
Ya llegó a conocer la desgracia en la tierra:
—Así vemos ahora que el ser humano ya vive aquí en miseria y que aun así esto no lo quiso la “Omnimadre”.
Pero poco importa, la vida continúa, el alma se despide de la tierra y vivimos ahora que una era tras otra abandona la vida material y accede al mundo astral.
¿Qué nos dice eso, André-Dectar?
—Que el alma como ser humano ha vencido el espacio material, el “tercer grado de vida cósmico” material.
—De verdad que le agradezco esta respuesta, mi hermano, porque entiendo que además usted percibe el espacio espiritual y lo ve delante.
Significa, pues, que el alma como ser humano sí que ha vencido el espacio material como macrocosmos, pero que para su vida espiritual no ha alcanzado nada todavía, y que aun así tiene que empezar con eso ahora.
Y también eso está claro y es muy natural.
No obstante, el alma como ser humano ha recorrido y vencido su camino cósmico desde la luna.
¡Alcanzó es punto a través de las eras de la madre tierra y los siete grados de vida corporales!
Tenemos que ver y vivir ese milagro y podemos aceptarlo, porque también ahora somos capaces de seguir la vida.
Vuelven a conectarse ahora con este ser humano y viviremos esta transición natural, viviremos que el alma se libera del organismo, y que ahora accederá al mundo espiritual y astral inconsciente.
Somos uno solo con este ser humano, estimado lector, estimada lectora, y viviremos la liberación del alma como la vida interior.
El alma como espíritu todavía es uno solo con el organismo.
Pero se acerca la muerte, llega la liberación, y miren, ha pasado el último respiro, el cordón fluido se rompe, ha llegado el momento de morir.
Ahora ¿qué va a ocurrir?
The Cosmology of Jozef Rulof Part 5, 1944
Ahora el alma puede vivir su mundo astral porque está libre de las reencarnaciones materiales y ya no le hace falta volver al mundo de lo inconsciente:
Si está libre, continuará y por tanto se mantendrá consciente, para que ahora pueda vivir su mundo astral.
The Cosmology of Jozef Rulof Part 5, 1944
Las primeras almas llegaron dormidas a su más allá:
Cuando muera el alma, o sea, el cuerpo, y se desprende del organismo, está dormida.
La muerte es sueño.
Esas leyes llegamos a conocerlas; es volver a hundirse hasta la vida interior de la personalidad.
No se puede vivir nada más, pero más adelante, ahora mismo en este mundo astral, tiene que despertar y su vida espiritual empieza solo ahora.
The Cosmology of Jozef Rulof Part 5, 1944

Un mundo sin luz

Las primeras almas despertaron en un mundo tenebroso:
¿Qué siente, pues, el alma, ahora que está allí acostada, durmiendo?
No puede volver a la tierra.
¿Tiene que despertar?
Sí, sí, este sueño es temporal, las leyes para la liberación la sueltan, accede a su consciente mundo astral, y significa que está despierta y que ya no tiene nada en cuanto a sentimientos.
Todavía tiene que asimilar la conciencia espiritual, y también esa existencia y ese despertar los seguiremos pronto.
Aquí hay tinieblas.
No hay ninguna luz, porque el alma no posee ninguna luz, todavía tiene que asimilar ese sentimiento.
Y vean, hermanos míos, miren allí, se despierta.
¡El ser humano se despierta en su mundo astral y espiritual!
The Cosmology of Jozef Rulof Part 5, 1944
El alma estaba con su cuerpo espiritual encima de una sustancia espiritual densificada:
Miren, se pone de pie.
Ciertamente, tiene posibilidades para andar y está encima de sustancia densificada.
Vemos ahora que también el mundo espiritual se ha densificado.
The Cosmology of Jozef Rulof Part 5, 1944
Esa sustancia espiritual se había formado a partir del aura vital que irradiaban en la tierra:
Así que ahora el ser humano está parado encima de materia espiritualizada, es el aura vital del mundo astral.
Miren, vamos, podemos tomar esa aura en nuestras manos, y es como la tierra, pero en parte espiritual, o sea, astralmente densificado, sintonizado con el ser humano, con el alma como la personalidad espiritual.
The Cosmology of Jozef Rulof Part 5, 1944

Sin ayuda

Los seres humanos prehistóricos despertaban en soledad si lo comparamos con el ser humano actual a quien pueden ir a recoger a sus seres queridos:
Aquí todavía no hay para nada una recogida consciente.
Saben que al ser humano lo recogen sus seres queridos, nuevamente para el estadio actual, pero para esta vida todavía no se puede vivir ningún consciente mundo astral.
¿Acaso es eso injusticia?
Sabemos que el ser humano vive detrás de la muerte y tiene que representar un mundo consciente o inconsciente, pero ese mundo consciente todavía no existe.
El ser humano todavía sigue siendo inconsciente, y las esferas de luz todavía tienen que nacer.
¿Qué vemos ahora, André-Dectar?
—Nos encontramos ahora en el mundo astral, mi maestro.
—En efecto, nos encontramos en otro mundo, y es el mundo para el alma como espíritu.
El primer ser humano que ha completado el ciclo de la tierra continuará y asimilará ese mundo.
Si en pensamientos volvemos a la luna, veremos de qué manera tan armoniosa han surgido todos estos mundos.
Más adelante analizaremos estas leyes, pero entonces estaremos ante los infiernos, y también los cielos.
Ahora el alma está durmiendo, pero despertará, y entonces comenzará su vida espiritual.
Los libros ‘Una mirada en el más allá’, hermanos míos, también ‘El origen del universo’, representan este análisis, pero también ahora, y para la “Universidad de Cristo”, tenemos que analizar estos mundos.
Pero este es el primer ser humano que ha abandonado la tierra espiritualmente, y ahora va a continuar para elevar el mundo espiritual para su vida y para hacerla visible.
Este ser humano despierta, tiene que despertar, y solo entonces pregunta dónde está.
Para nosotros se trata ahora de constatar que cada era ha vivido un final propio, que cada era ha dado al alma la victoria sobre la materia y las leyes vitales, que dio su vida a la tierra para que la viviera.
No obstante, este ser humano está completamente solo, todavía no se conoce a sí mismo y su alma gemela no está allí.
¿Entienden esta disarmonía?
Entonces ha de quedarles claro que también tenemos que vivir todavía estas leyes y que tenemos que pedirles un análisis, porque a solas el ser humano no es capaz de cargar estos mundos.
Pero ¿qué es esta vida, pues, como ser humano, para el espacio, hermanos míos?
Estamos ante el alma como espíritu.
¿Cómo se ha desarrollado ese ser humano espiritual, y a dónde conduce la vida esta personalidad animal?
Conocemos cada uno de esos mundos, hemos visto que el alma de la luna se dio forma por medio de las leyes vitales espaciales.
Vivió una vida tras otra, alcanzó ese punto por medio de la paternidad y la maternidad.
Eso le dio ampliación.
Ahora el espíritu humano sigue siendo preanimalmente consciente, pero conocemos la conciencia espacial, por lo que podemos aceptar que creará también esos mundos.
Y eso se convertirá en el vencimiento del “universo” espiritual para el ser humano, son sus mundos espirituales como esferas de luz.
The Cosmology of Jozef Rulof Part 5, 1944
Esas primeras almas se ven ahora ante la tarea de comenzar con su vida espiritual:
El ser humano vive ahora detrás del mundo para el “renacimiento”, y se siente libre de las leyes vitales materiales.
Todavía no se puede vivir felicidad, porque vive en las tinieblas.
Este ser humano no tiene para nada sentimiento luminoso, y aun así esa luz divina está dentro del ser humano, porque ¡tiene sintonización con la “Omnifuente”, la “Omnivida” y la “Omniluz”!
Pueden ustedes aceptar que ahora está ante una difícil tarea.
Y que también tiene que empezar con eso, o no avanzará.
Ahora abandonamos las primeras vidas, a este ser humano, pero más adelante lo seguiremos para constatar cómo ha comenzado con su vida más elevada.
Así constataremos de manera justa que el ser humano tiene el control de absolutamente todo, si quiere comenzar con esa vida más elevada y espiritual.
Pero su vida espiritual es esta figura; su mundo, este espacio, cuya luz como “amor” todavía no ha despertado y que por tanto todavía tiene que nacer.
Cada segundo hay seres humanos abandonando la vida material, cada segundo hay almas siendo atraídas, las leyes vitales se viven y este mundo, como el mundo astral y espiritual, se va llenando.
Ahora hay cada vez más gente en la tierra que llega a la terminación del ciclo material, por lo que más adelante vivirán aquí millones de seres humanos, millones de almas y criaturas de Dios en tinieblas.
El grado de vida más elevado se ha liberado de la materia, los demás volverán para alcanzar esa altura para el organismo humano, pero ahora el alma está ante las leyes vitales espirituales, el despertar de la personalidad y ¿ante qué otros rasgos, maestro André?
—El alma está ante el alumbramiento y la creación de la personalidad espiritual, ante el amor, la armonía, la unión con Dios.
—Esa es la respuesta, hermanos míos, y esas leyes, pues, tiene que aceptarlas la criatura de Dios, para transformarlas en felicidad luminosa.
Percibimos que esto no es tan sencillo.
Está claro que aun así, a pesar de todo, o sea, estas tinieblas, despertará más adelante la luz vital dentro del ser humano, porque vivimos las esferas de luz y nos hemos asegurado de esa sintonización.
Ahora vengan, volveremos a la tierra material para seguir y terminar las eras para el alma, solamente después continuaremos.
Estamos nuevamente en la tierra y sentimos cómo se nos acerca su fondo, su latido.
Por medio de la paternidad y la maternidad, el alma ha comenzado con las eras para la madre tierra de su propio despertar.
El mundo astral ya estaba allí desde el principio de la creación, pero ahora el ser humano vive en eso en su grado de vida animal, inconsciente de todas estas leyes.
Este ser humano no conoce a ningún Dios, a ningún Cristo, ¿y aun así tendría que seguir, solo y por sus propias fuerzas?
Esas palabras se acercan a nuestra vida y tenemos que tenerlas en mente.
“Sí, ciertamente”, le mandamos de vuelta, “este ser humano no conoce ningún Dios, ningún Cristo, nada de amor, nada de felicidad, no hay nada en la tierra que pueda conducirlo al despertar espiritual, tiene que seguir y elevarse por sus propias fuerzas, volviendo a Dios”.
The Cosmology of Jozef Rulof Part 5, 1944
El maestro Alcar pregunta a André (Jozef) si no es injusto que las primeras almas no recibieran ayuda:
Cuando analizamos estos sentimientos, el maestro Alcar dice a André, y le pregunta:
—¿No es acaso injusticia, maestro André-Dectar, ahora que sabemos que el ser humano en el estadio actual conoce a Dios, por lo menos al Dios de la Biblia?
Cristo vino a la tierra, el ser humano ha asimilado algo, posee muchas cosas que estas criaturas de Dios no conocieron.
—Puedo contestarle, mi maestro.
Ciertamente, también yo pensé en estas posibilidades para el estadio actual.
Pero veo otras leyes y son divinas, y significa que la sintonización divina vive dentro del ser humano, y que esa sintonización se lo da absolutamente todo al ser humano.
—Así es, y ¿qué es ese “absolutamente todo”, maestro Zelanus?
—La sintonización divina, mi maestro, por la que la “Omnimadre” comenzó con la propia revelación, reconduce al ser humano al “Omnigrado” consciente.
Y significa que aun así, a pesar de su conocimiento de muchas cosas, el ser humano tiene que vivir su vida interior para la sintonización divina interna.
Así que dentro del ser humano vive la animación divina, el empuje divino, el despertar y la vivencia de las leyes vitales divinas.
Aunque el estadio actual lo haya recibido absolutamente todo de Dios, a lo que pertenecen las artes y ciencias, las religiones y la fe, el ser humano está ante sí mismo y tiene que asimilar esas leyes vitales.
Por medio de la paternidad y la maternidad, y ahora para la vida interior.
Cuando el ser humano comienza con el bien, cuando está abierto a él, al amor armonioso, despertará por sí solo.
Así que la injusticia está fuera de consideración, mi maestro.
Creo que este ser humano tiene las cosas más fáciles que el del estadio actual.
—¿Es cierto eso, André-Dectar?
—Sí, maestro, porque aquí el ser humano no podrá vivir demencia religiosa.
Lo que ha sentido el ser humano para estas eras es su lucha con la vida en la tierra, su comida, y nada más.
Pero ¿qué representa el estadio actual?
Lo posee todo, pero ¿qué es ese “todo”?
El ser humano de mi siglo posee luz material, pero ¿qué es eso?
¿Qué son las posesiones en la existencia material, social?
Nada y a la vez absolutamente todo, pero precisamente por eso se ha dividido el ser humano, mi maestro, por lo que no veo ninguna injusticia.
The Cosmology of Jozef Rulof Part 5, 1944
En todas las eras, el alma está delante de la misma tarea de abrirse a sí misma a la vida espiritual:
—También eso es verdad, mis hermanos.
Sin duda, las eras para el alma viven una conciencia separada.
Pero no se puede hablar de injusticia, porque la paternidad y la maternidad, también el renacimiento, son las leyes que hacen despertar al ser humano y por las que lo ha recibido absolutamente todo de Dios.
El ser humano que dentro de millones de años pertenecerá al estadio actual no posee otra cosa que el de esta era.
Y entonces podremos constatar más adelante que el beneficio material no crea para nada conciencia espiritual.
Es la vida interior, y esa es la personalidad astral como un ser espiritual.
Pero significa además, aunque el ser humano de su estadio actual conozca a Dios, aunque Cristo haya vivido en la tierra, que el ser humano tiene que asimilar esas leyes vitales para su vida espiritual, y eso también ellos tienen que aceptarlo para estos tiempos.
Pero además tienen que aceptar que el ser humano de ese estadio lo ha alcanzado por sus propias fuerzas.
Pero esas propias fuerzas viven dentro del ser humano, y esa es la sintonización divina, ese núcleo quiere despertar y hacerse consciente, nada puede asfixiar ese núcleo ni imponerle el alto, el alma como parte divina continúa y tiene que hacerlo, ¡y es que va a volver al “Omnigrado”!
Cuando más adelante accedamos a las esferas de luz, o sea, el mundo para el ser humano en el estadio actual, veremos y viviremos que el ser humano simplemente no puede vivir injusticia, porque tiene que asimilar esos mundos interiores como esferas de luz.
Para nada, no se puede vivir ninguna diferencia.
Aunque el estadio y la era actuales posean felicidad humana, y por tanto material, posesión material, el ser humano de este siglo no conoce a Dios ni a Cristo, para quien vivimos estos viajes.
También el ser humano del siglo XX se vale por sí mismo y tiene que espiritualizar los mundos para sí mismo, nadie puede ayudarlo, ningún Dios, ningún Cristo, ¡porque como seres humanos hemos de asimilar Sus leyes vitales!
The Cosmology of Jozef Rulof Part 5, 1944

Creer en la muerte

Como ejemplo de un despertar en el siglo XX, un conocido de Jozef Rulof, Gerhard el cochero, pudo contar su experiencia en el libro ‘Aquellos que volvieron de la muerte’.
Cuando despertó en el más allá, pensó haber dormido de maravilla y que se recuperaría de su enfermedad:
Es que no estaba muerto y había dormido gloriosamente, estaba vivo y me sentía descansado.
‘Ahora pronto estaré mejor’, pensé, ‘pero ¿dónde está mi mujer?’.
No veía a nadie a mi alrededor y me extrañó, a fin de cuentas estaba enfermo y tenían que cuidar de mí; no estaba acostumbrado a que me dejara solo.
¿Dónde estaba ella?
Grité, pero no obtuve respuesta.
Me froté los ojos y me di cuenta de que estaba en un entorno extraño, que me era desconocido.
Aquellos que volvieron de la muerte, 1937
Gerhard no creía que había muerto, seguía viviendo las mismas sensaciones que en su lecho de enfermo, como una fuerte sed y una presión en la garganta que le hacía pensar que se iba a asfixiar.
Su líder espiritual en el más allá hizo que Gerhard recordara una conversación que había tenido con Jozef Rulof sobre la pervivencia después de la muerte terrenal.
En ella, Gerhard se había burlado con sarcasmo de Jozef, que “oía hablar a los muertos”.
El líder espiritual le pidió a Gerhard que primero escuchara:
“A escuchar”, replicó, “es lo único que precisa hacer ahora.
Sus pensamientos están sintonizados con su vida terrenal y por ello no puede desprenderse de todos esos suplicios, entiéndame bien, de todo lo que pertenezca a la tierra.
Le pido, por lo tanto, que acepte esto por un momento.
Cuando una persona muere en la tierra, hace la transición a esta vida.
Así que usted vive en la eternidad, pero aún no ha pensado en morir”.
“¿Cómo podría hacer eso”, lo interrumpí, “estoy vivo”.
“Exacto, está vivo y aun así ha muerto.
¿En la tierra nunca ha oído hablar de una pervivencia eterna?”.
Sentí como si me tragara la tierra, porque ahora de repente pensé en ti, Jozef, pero no dije nada.
“Leo en sus pensamientos”, prosiguió, “que le hablaron de una pervivencia eterna, pero que usted se burlaba de eso”.
Un breve silencio; alcé la mirada hacia él y era un alma sondando a otra, de modo que los pensamientos confluían.
¿Cómo hacía este hombre para saber todas estas verdades?
¿Quién era?
Una persona, pero ¡qué clase de persona!
No podía pronunciar una sola palabra, me encogí de miedo, porque me veía a mí mismo en la tierra, me oía hablándote y sentía mi propio sarcasmo.
Me lastimaba, el corazón me latía en la garganta.
Aquellos que volvieron de la muerte, 1937

Luz espiritual

El alma creará su luz espiritual ella misma, porque tiene la sintonización divina y las fuerzas básicas de la Omnialma:
No, aún no había luz, pero el ser humano se convertiría en el creador de la luz, porque —también te lo acabo de aclarar— el ser humano posee la sintonización divina.
En el ser humano reside lo que es la propia vida y luz de Dios, pero ellos aún no habían llegado tan lejos.
El origen del universo, 1939

Sentimientos terrenales

Las primeras almas despiertan en las tinieblas y les entra miedo:
La sensación, pues, hermanos míos, es la conciencia del alma somo ser humano.
También ahora ella piensa como ha pensado durante su vida material.
Y posemos vivir y seguir esos sentimientos.
Ella se pregunta ahora “¿Dónde estoy?
¿Dónde están los demás?
¿Dónde viven?
¿Qué pasó?”.
Todavía no se puede vivir nada más.
Pero se va despertando.
Como ser humano clamará por ayuda.
Y allí ya está accediendo a ese momento.
El ser humano está loco, está desesperado, le entra miedo, miedo por la vida, es la sensación, el hacerse preguntas, este sentimiento nos conducirá a sentimientos conscientes.
Y ese sentimiento, hermanos míos —ustedes lo viven— nos conducirá al estadio actual.
Cada ser humano se pregunta: “¿Dónde estoy?
¿Dónde vivo?”.
Si el alma despierta, empieza a hacer preguntas humanas para el estadio actual; pero esta criatura de Dios no conoce ningún idioma, solo posee el sentimiento para ello, y así despierta el alma en esta vida.
Oigan cómo grita.
Es un sonido tremendo.
El miedo se vuelve consciente.
El miedo material ya estaba allí, el miedo del peligro, el peligro en la vida material por poder ser atacado, este miedo sin duda es espiritual.
Es el miedo por tener que perder la vida, miedo nacido por culpa de la ignorancia, pero aun así percibida conscientemente, por el que esta vida grita, pide ayuda a gritos.
The Cosmology of Jozef Rulof Part 5, 1944
Se preguntaban: ¿dónde vivo?
Oigan ahora los gritos, los chillidos por ayuda.
El miedo se va haciendo más consciente.
La conciencia humana, pero animal, despierta, empieza a sentir miedo.
El alma se dará cuenta de que ha llegado a su vida algo distinto, algo que ella todavía no ha conocido.
La luz vital, la vida material se lo ha dado, no está allí y no volverá.
¿Y ella amaba esa luz?
¿Qué es aquí el amor?
¿Entiende esta criatura de amor?
Para nada, pero hay sentimiento, y ese sentimiento despertará para este espacio.
Oigan cómo elevan la voz, oigan cómo gritan, el miedo se vuelve más fuerte.
Lo que siente la personalidad astral es miedo, nada más, y ese miedo quiere ser vivido.
Tiene que ocurrir algo ahora.
Y ahora empieza el tanteo de sí mismo.
Despierta el pensamiento.
El ser humano de aquí se pregunta: “¿Dónde vivo?”.
Son los primeros sentimientos humanos que se palparon en el mundo astral, o sea, el despertar de la vida interior, de la personalidad.
Ahora que esos sentimientos cobran conciencia, puede ocurrir de todo, y también eso lo viviremos más adelante.
The Cosmology of Jozef Rulof Part 5, 1944
Cuando se encontraban unos con otros, empezaban a pelearse y a aparearse.
Sin embargo, la unión astral no tenía final, porque no llegaba ninguna satisfacción material ni reproducción como en la tierra:
Se encuentran, se atacan, quieren vivirse unos a otros y también eso es posible, pero la división no encuentra final.
Y de todos modos, estos hombres y mujeres —ustedes ven cómo ocurre— se viven, porque poseen todos los órganos, son como en la tierra, aunque ahora espiritualmente.
Este vaciarse unos a otros es la unión para el ser humano material.
Ahora también el ser humano espiritual quiere vivirlo, porque es un ser humano, es hombre y mujer, y ahora se pegan unos a otros como ventosas, se viven, pero para nada se puede hablar de división.
Esto se puede vivir únicamente en la tierra, únicamente como ser humano material.
Aun así —lo ve, André, ya hemos vivido y descrito estos sentimientos para los libros ‘El origen del universo’—, estos seres humanos son completamente uno solo, también en este mundo el hombre y la mujer quieren vivirse, porque es lo único que conocen y poseen.
También eso llegará a su final y nuevamente comenzarán a hacer preguntas.
También hay hambre y sed, porque el ser humano no percibe nada de la conciencia espiritual, también siguen allí esos sentimientos.
El ser humano siente que está vivo, pero no se conoce a sí mismo.
Ahora se tata de dormir y ser uno, de vez en cuando se asaltan unos a otros, se vacían y andan a tropezones por este espacio.
En esto conviven ahora millones de almas.
Los grados de vida más elevados alcanzan la conciencia espiritual y abandonarán la tierra, pero este mundo astral ahora está poblado y ¡es el origen del mundo astral par el alma como espíritu!
The Cosmology of Jozef Rulof Part 5, 1944
La conciencia y los sentimientos no han cambiado en nada, pero sí las experiencias corporales:
¿Por qué no siento nada cuando soy uno con mi mujer?
¿Qué me ha pasado?
Se palpan y tantean.
Sí, somos seres humanos, pero ¿no sientes nada?
¿No llegarán niños?
¿No ha sido fecundada la madre?
A intentarlo otra vez, y nuevamente viven el alumbramiento y la creación humanos, la unión del hombre y la mujer, y aun así...
¿Qué ha pasado con nosotros?
¿Por qué no vivimos nada?
Sí, sí, ser humano, has depuesto tus órganos materiales, a los que pertenece la división humana.
Ahora ya no podrás vivir ninguna unión como te ha dado a vivir la tierra, el organismo, aunque haya órganos, ya no se puede pensar en la división material.
Y aun así, hermanos míos, lo ven, y tenemos que aceptar estos sentimientos, ¡todavía está allí esa pasión!
¡Porque la conciencia y los sentimientos no han cambiado en nada!
Pero esta unión no le da satisfacción al alma.
Esa satisfacción, que es la división, pertenece al organismo material.
Y ese ser también quiere vivir esa sensación, y se puede vivir, pero lo veremos más adelante, y entonces estaremos de golpe ante otras leyes vitales.
The Cosmology of Jozef Rulof Part 5, 1944

¿Dónde está la luz?

Las primeras almas todavía no habían desarrollado ningún lenguaje:
¿Cuál es el primer sentimiento como pensamiento? ¿Cómo es ahora?
¿Pide algo?
¿Qué quiere hacer el ser humano en este mundo?
¿Lo oyen pensar?
¿Lo oyen hacer preguntas?
Esta vida todavía no ha aprendido ningún “idioma”, no conoce ninguno, no tiene ninguna posibilidad de expresarse, por lo que tenemos que interpretar los sentimientos del alma como ser humano.
Y vemos ahora que el idioma como posesión humana para el estadio actual no tiene relevancia alguna, ¡porque todo es y seguirá siendo sentimiento!
Más adelante constataremos para el estadio actual que cada palabra, cada materialización, o sea, para el estadio actual, no tiene viabilidad ninguna para el mundo espiritual, porque los sentimientos humanos lo poseen todo.
Eso hace que el ser humano pueda hablar y expresarse, pero para el mundo astral es esencial la sensibilidad.
Así que no nos hace falta ningún idioma para materializar esta vida, lo hacemos por medio de nuestros sentimientos, nuestra conciencia, nuestra unión con toda la vida de Dios.
The Cosmology of Jozef Rulof Part 5, 1944
Los sentimientos de las primeras almas preguntaron por la luz:
¿Qué percibe el alma, André-Dectar?
—Lo que percibo, mi maestro, es la petición de luz.
Este ser humano como espíritu se pregunta qué ha sido de la luz.
Pero ¿qué es lo que ha ocurrido?
¿Por qué no vuelve la luz del espacio?
¿Dónde estoy?
¿Dónde vivo?
¿Dónde están los demás de mi tribu?
Pero ¿dónde estoy?
Pero ¿dónde vivo?
¿Pasa algo?
Percibo esos pensamientos, mi maestro, la búsqueda de la vida, a mí todo me queda claro.
En efecto, hermanos míos, tanto preguntar vive en esta vida y ese sentimiento es consciente.
Aquí hay tinieblas.
¿Cómo vencerá el alma como ser humano estas tinieblas ahora?
¿Qué va a ocurrir con esta vida?
¿Qué leyes vitales vivirá ahora?
Ella espera y vuelve a hundirse en su sueño.
Ustedes pueden seguirla, pero volverá a despertar.
¿Y entonces?
Nuevamente esta sensación: “¿Dónde está la luz?”.
El pregunteo interior: “¿Dónde estoy?”
¡Esa conciencia existe!
Esas preguntas son conscientes, porque estas tinieblas no tendrán final.
Miren, se va despertando, se palpa, empieza a pensar como ser humano.
Y ahora ¿a seguir?
¿A dónde quieres ir, hija?
¿Qué quieres vivir ahora?
¿Dónde está tu madre, tu padre, tus hermanos?
¿Qué ha sido de toda esa gente?
No lo sabe, y se convertirá en la lucha por la vida y la muerte para el alma como ser humano.
La seguiremos a ella y a todas esas otras chispas de Dios.
The Cosmology of Jozef Rulof Part 5, 1944
Pensaron que habían despertado demasiado pronto:
Where was the light which had shone on them after all?
They waited and believed that it would soon come.
But they waited in vain ... they felt sleepy, these people were hungry and thirsty and they did not understand themselves and their new situation.
They had probably wakened too early, it was still night here, soon the Sun would come up and it would be light.
The Peoples of the Earth, 1941
Pero incluso la luz de la noche había desaparecido:
Aun así, vuelve la vida material.
El alma empieza a percibir más y más que ha ocurrido algo por lo que ha llegado este cambio.
Tampoco la luna está allí.
El alma no sabe lo que significa la luna en el cielo, no sabe nada de la luna, solamente ha visto que por la noche había una luz en el espacio.
Y ahora también esa luz ha desaparecido.
Perciben y ven, mis hermanos, y cada vez llega a haber más conciencia y más seres humanos empiezan a abandonar la tierra, ahora ya están conviviendo millones de almas aquí en el mundo astral.
The Cosmology of Jozef Rulof Part 5, 1944
Las primeras almas ya estaban siendo más conscientes que las que llegaban al más allá mucho después:
La formulación de la pregunta —dónde vivo— vuelve una y otra vez.
El ser humano también se da cuenta una y otra vez de quedarse dormido, pero mantenerse despierto espiritualmente despertará como todos los demás rasgos, y adquirirá conciencia, y solamente entonces el alma comenzará con su vida astral.
Y entonces comenzará el pensar y sentir, la vida vuelve a adquirir más conciencia, el pregunteo se vuelve más consciente, el alma se da cuenta de que el sol no sale y que estas tinieblas simplemente no quieren terminar, o sea, sentimientos que requieren despertar.
Algunos son ya más conscientes que otros, porque este accedió antes al mundo astral, pero cada momento hay otros grados de la tierra llegando a este mundo.
The Cosmology of Jozef Rulof Part 5, 1944

¿Qué había ocurrido?

Las primeras almas se preguntaban qué había ocurrido entonces:
Se preguntan —pueden seguirlo ahora, hermanos míos— cómo fue el acontecimiento de entonces.
Y ese “entonces” era una enfermedad.
Para muchos, ese “entonces” era la lucha con un animal salvaje, tras la que ocurría algo.
¿Qué era?
¿Qué?
¿Quién puede contestar a esta criatura?
Nadie, ningún Dios, este ser tiene que descubrirse por sí sola.
No hay ningún Cristo, ninguna Biblia, ningún Dios, ningún ser humano consciente allí para ayudar a este ser.
Esta vida no conoce lo que sí posee y ha recibido la criatura para el estadio actual.
La vida del alma se encuentra ante sí misma, no hay ningún maestro que pueda ayudar a esta vida, que le pueda enseñar el camino, porque es imposible, ellos son los primeros seres humanos que han completado su ciclo de la tierra.
The Cosmology of Jozef Rulof Part 5, 1944
La percepción profunda y repetida de lo que habían vivido en la tierra aportó desarrollo:
Este ser humano, mis hermanos, se descubrirá a sí mismo.
El alma se dará cuenta de esta vida, esta vida alcanza el pensar y sentir humanos como ser humano.
La luz de la tierra tiene que volver y ella buscará esa luz.
Y buscando así se desplazará, le tocará vivir más espacio, por lo que se verá ante el despertar.
Esta vida sigue clamando por ayuda y esas voces, como sonidos salvajes, se desplazan por el mundo, pero nadie es capaz de contestarlos.
¿Dónde están los niños?
Claro, también eso es algo en qué pensar.
¿Dónde están nuestros hijos?
Y nuevamente recaen para reflexionar.
Yacen allí y piensan, sienten, quieren vivir, volver y vivir nuevamente, lo que acaba de ocurrir.
No percibe que esta alma ha estado buscando desde hace cien años ya.
Algo ocurrió hace un momento.
Hace un momento ocurrió algo y entonces llegó el dolor, el desplomarse.
Cada uno intenta enterarse de estos sentimientos y unos tienen otros sentimientos que otros, porque todos han vivido de otra manera la liberación del organismo.
Aun así, estos sentimientos vuelven una y otra vez y entonces son vividos.
Pero no se enteran del horroroso misterio, ¡ese misterio hay que vivirlo y también eso es posible, conocemos las leyes!
Y perciben ahora que ha ocurrido algo por lo que han recibido esto.
Pero ¿qué es esto?
Aunque la conciencia de “enfermedad” no existe para todos, aun así hay quienes han tenido que aceptar esta vida por una enfermedad.
Se vive ahora a fondo y nuevamente el sentimiento y pensamiento de los propios sentimientos adquiridos, por los que llega a haber conciencia, despertar.
The Cosmology of Jozef Rulof Part 5, 1944

Vuelta a la tierra

Ahora había dos mundos espirituales para el alma.
El primer mundo espiritual que había surgido en el primer planeta en el espacio es el mundo de lo inconsciente, al que también se le puede llamar “el mundo para el renacimiento”.
El segundo mundo espiritual es el más allá consciente, al que también se le puede llamar “el mundo para el alma como ser espiritual”.
Este más allá nació después de la vida material en la tierra.
Las primeras almas que accedían a su mundo espiritual tenebroso en este más allá se encontraban en ese momento fuera de la atmósfera de la tierra:
—Lo que veo, mi maestro, son tinieblas.
Tinieblas espirituales.
Soy uno con el mundo astral, pero aquí al lado percibo el mundo de lo “inconsciente”.
—Así es, y vemos ahora que por tanto el alma ha avanzado, que ha abandonado la vida material y aun así, aunque todavía no posee ninguna luz, ha accedido a un estadio más elevado.
Ustedes ven ahora el mundo de lo inconsciente, el mundo para el “renacimiento” y también el mundo para el alma como un ser espiritual.
Ahora estos mundos se han dividido, porque el alma como ser humano ha alcanzado esa conciencia.
¿Entienden ustedes ahora que ha abandonado la esfera de la tierra, el espacio para la atmósfera, el centro respiratorio?
Y está claro, porque también los planetas lo han vivido, por lo que llegó a haber una conciencia más elevada.
Este mundo es tan profundo como la profundidad que posea el universo material.
El alma se ha liberado del mundo material, pero en lo espiritual todavía tiene esa sintonización y lo viviremos más adelante.
The Cosmology of Jozef Rulof Part 5, 1944
Pensar intensamente en la vida terrenal recondujo el alma a la tierra:
Este buscar y seguir buscando la vida terrenal y las posesiones de allí reconduce al alma a la tierra.
Pensando en algo así, tenemos que seguirlo, el espacio material atrae a esta vida del alma.
Y ahora el ser humano astral ha vuelto a abandonar su espacio y sintonización y ya se encuentra en la esfera de la tierra.
The Cosmology of Jozef Rulof Part 5, 1944
En la tierra las primeras almas percibían a los seres humanos terrenales:
Vuelto a esta esfera, el alma percibe al ser humano.
¿Qué es?
El espíritu se lanza encima del ser humano material como una bestia salvaje.
Y ahora estamos ante otras leyes, que son espirituales, ante el alma y también ante el ser humano material.
¿Qué significa?
¿Qué va a ocurrir ahora?
Lo sabemos y también conocemos estas leyes, pero seguiremos a esta vida.
The Cosmology of Jozef Rulof Part 5, 1944

Conexión con el ser humano terrenal

Así surgió el primer ser uno:
Lo que percibo es, hermanos míos, que el alma ha percibido que en esta vida no hay final y que ella percibe al ser humano material.
Debido a que lo percibe alcanza ahora la unión con el ser humano material.
El alma se fija al aura vital material.
En este momento descubrieron, estas almas como seres humanos, que había otros seres humanos viviendo cerca.
¿Qué clase de gente es?
Por esta unión de sentimiento en sentimiento vuelven los sentimientos materiales.
Empiezo a vivirlo, mi maestro.
El hombre y la mujer se encuentran ahora en la esfera de la tierra.
Se pegan por succión al ser humano material y viven, debido a que la sintonización orgánica es la misma, la unión interior y también espiritual.
Soy uno con este estadio, mi maestro, y soy capaz de vivir todos estos sentimientos.
The Cosmology of Jozef Rulof Part 5, 1944
La personalidad astral impuso su voluntad al ser humano terrenal:
Ahora que esta unión, este descenso en el ser humano material se puede vivir por completo, la personalidad astral obliga al ser humano material a comer y beber, por lo que ese tormento se disuelve.
The Cosmology of Jozef Rulof Part 5, 1944
La personalidad astral miró a través de los ojos del ser humano material:
Un poco más tarde —veo cómo ocurre, mi maestro—, la personalidad astral mira a través de los ojos materiales, porque esa personalidad es completamente una con los sistemas materiales.
The Cosmology of Jozef Rulof Part 5, 1944
Hizo que se intensificara el sentimiento del ser humano material:
Ahora el ser humano se diluye en el otro, el ser humano astral hace la transición en la materia y el ser humano material ni siquiera se da cuenta, solamente ha entrado en él más sentimiento, más reacción.
El ser humano tiene más hambre, quiere vivir más.
The Cosmology of Jozef Rulof Part 5, 1944

Pasen la voz

Esto fue una revelación para la personalidad astral:
Pero la personalidad astral mira ahora por los ojos materiales y solo ahora ve que hay un mundo material y un espiritual, ¡que existe!
The Cosmology of Jozef Rulof Part 5, 1944
Otros también tenían que saberlo:
Y ahora, de vuelta a los demás, a volver, para mostrar todo esto, para hacer que lo vivan.
The Cosmology of Jozef Rulof Part 5, 1944
“Vengan...” se dicen las almas entre ellas, “en la tierra se pueden vivir cosas.
En la tierra puedes volver a vivirlo todo, todo, allí ya no hay tinieblas, no tienes hambre ni sed, es la vida que conocimos antes”.
The Cosmology of Jozef Rulof Part 5, 1944

Protección

Las primeras almas empezaron a proteger los seres humanos materiales con quienes se habían conectado:
Ahora el hombre protege al hombre y a la mujer.
El alma astral no quiere perder su vida y también eso queda claro, porque entonces tendría que aceptar otra vez sus propias tinieblas, las tinieblas del mundo astral.
Y aun así llegará el momento, porque esta vida cambiará.
Sin embargo, esto continuará durante siglos y nada será capaz de desgarrar estas vidas, de dividirlas, sí las leyes divinas.
Y ¿qué vemos ahora, maestro Zelanus?
—Soy uno y puedo explicarle estos milagros, mi maestro.
Eso sabe hacerlo únicamente la muerte, hermanos míos.
Debido a que el ser humano muere y va a terminar su ciclo para esta vida o morirá para el organismo, o sea, el renacimiento, ese suceso hará trizas estas vidas, las dividirá, por lo que el alma como ser astral tiene que desprenderse del ser humano material.
Pero ahora, mi maestro, busca a otro ser humano, a otro ser, y es posible, porque hay millones de seres humanos viviendo en la tierra.
Pero no es tan sencillo.
Porque para cada organismo hay una sola alma, y esa alma ya ha alcanzado el mundo astral.
The Cosmology of Jozef Rulof Part 5, 1944
El sentimiento consciente de proteger a alguien hizo que la personalidad astral despertara:
Una vez recuperada la unión, la vida continúa, el alma vuelve a vivir dentro de la madre y el padre, juntos comparten la vida hasta que vuelve a llegar un final.
Y eso, mi maestro, continúa para los siglos de los siglos.
Despierta, pues, el miedo de que uno le quite el organismo al alma.
Y esos sentimientos despiertan la conciencia “protección”, por lo que pronto viviremos otros rasgos de carácter, pero por lo que la vida interior, la personalidad astral despierta y comienza ahora otra vida.
The Cosmology of Jozef Rulof Part 5, 1944
La protección del ser humano material resultó en un sentimiento de calor en el interior de la personalidad astral:
Y vuelven a descender en esas vidas, vuelven a vivir el organismo material, el pensamiento y sentimiento, y constatan para ellos mismos que cuando van a proteger a ese ser humano, les entra despertar, calor, sentimiento.
Conferencias 2, 1951

No existe la muerte

Las primeras almas empiezan a investigar la vida:
El ser humano astral despertaba, continúa y ya está alcanzando otros sentimientos, asimila el despertar espiritual y también material, por lo que adquiere conciencia espiritual.
El ser humano del otro lado aprende mucho y ciertamente es capaz de reflexionar, la convicción material le dio vida nueva, sentimientos y pensamientos nuevos, otra concienciación.
Vuelven a ver el sol y viven la luna, o sea, conciencia diurna del ser humano material.
No hay nada más que vivir.
El ser humano astral examina la vida.
Ve la imponente diferencia de ambas vidas y empieza a comprender que la muerte no existe.
Y es la revelación imponente para el ser humano.
The Cosmology of Jozef Rulof Part 5, 1944
Al acompañar a muchos seres humanos materiales en su muerte, las primeras almas aprenden que la muerte no existe:
Cuando estas personas comiencen a comprenderse a sí mismas, cuando tengan delante las leyes de vida y muerte, alcanzarán otros pensamientos.
Fue pasando un año tras otro, también esta unión tocará a su fin, despertará la luz vital dentro del ser humano.
Viven la muerte con el ser humano material, el acceso al mundo astral y ahora esta vida es capaz de convencer a la otra de que la muerte no existe.
Morir es volver al mundo astral o renacer, son las leyes vitales de Dios, que ahora se vuelven viables, hay asombro por tanto poder y posibilidades.
Al ser humano lo mata un animal, el alma accede al mundo astral, ahora pueden pensar y considerar lo que viven a diario.
No, no, la muerte no existe.
Les va quedando claro.
Es imponente.
No hace falta tener miedo porque vas a morir, de todos modos volverás a la tierra.
The Cosmology of Jozef Rulof Part 5, 1944
Cuando la personalidad astral se ha conectado con un cazador, vive de esa manera cómo un animal mata al ser humano material:
One of the hunters is jumped upon and killed by the wild animal.
His soul is flung from the body and enters the hereafter as an astral personality.
Amazed, not understanding, the astral being who had connected with the hunter, looks on all of this.
Then he hurries to the other people and tells them what he saw.
‘The man was killed’, he says, ‘a wild animal jumped on him.
And I saw that a new body came out of that dead body.
That hunter is therefore dead and he is alive.
And he is just like we are now!
We have therefore also died, yes, that’s it!
We died on Earth and as a result of this everything became different for us.
We are dead and yet we live - just like the hunter!’
Nonsense!
No, they cannot believe that.
They must just watch out, the man advises them.
They do this and then they must accept that he was speaking the truth.
There was therefore no death, there was no end to life.
If you died, you came there where they now were and then you lived on - and in what a way!
The Peoples of the Earth, 1941

Percepción espiritual

Gracias a su despertar interior, las primeras almas empiezan ahora a ver al margen del ojo material:
Viven, hermanos míos, tiene que quedarles claro, miles de milagros.
Hay luz y vida, también diversión, pero por el ser humano material.
Ahora que ven que la muerte no existe, que están libres del ser humano material, despierta su propia luz interior, empiezan a observar al margen del ojo material y ahora miran la vida en la tierra desde su conciencia adquirida.
En realidad, según empiezan a comprender, la vida es mejor, más hermosa, más amplia, que en la tierra, porque pueden ir a donde quieran y el ser humano material no es capaz de eso.
Gracias a que —según pueden observar— han vivido repetidas veces la muerte con el ser humano material, llegaron a conocer esas otras leyes.
De vez en cuando liberan al ser material y dan un paseo por la tierra, pero constatan entonces que el ser humano material no los ve.
Primero han violentado la criatura material en la tierra, ahora empiezan a comprender que ellos son los que viven y que el ser humano en la tierra no se conoce a sí mismo.
Aclararles eso no es posible.
The Cosmology of Jozef Rulof Part 5, 1944
Las primeras almas reciben calor y una percepción más elevada:
Va pasando un siglo tras otro.
El alma como personalidad astral empieza a despertar.
En esa vida llega a haber otro sentimiento, es la petición de saber más sobre la vida en que se encuentran y el mundo al que pertenecen, y vive en sus manos.
Llega a haber calor en esta vida, exploración, despierta el preguntar humano.
Los rasgos de carácter humanos adquiere concienciación.
Aprenden a desplazarse.
Llegan a conocer rasgos.
Algunos de ellos han llegado a ese punto.
Andan al lado del ser humano material, avanzan, inspiran al ser humano y ven ahora que sus pensamientos están siendo acogidos.
Viven su capacidad de ayudar al ser humano.
Empiezan a ver que son ellos quienes viven dentro del ser humano material, y que son ellos quienes representan la vida dentro del organismo.
A diario llegaban a conocer otras leyes.
Las asimilan y se sienten de otra manera, se sienten más conscientes.
Cuando se sintonizan —también eso lo aprenden— para vivir la unión material con el ser humano material, se oscurece su conciencia.
¿Qué es eso?
¿Qué causa ese sentimiento?
Pero cuando ayudan al ser humano para el bien, llega a haber más luz, más luz dentro de sus vidas, y son capaces de ver mejor las cosas materiales.
¿Es algo nuevo?
Claro, porque, según empiezan a percibir, son rasgos del carácter, acciones para lo mejor dentro del ser humano, actos que los conducen a sentimientos y pensamientos nuevos y más elevados.
The Cosmology of Jozef Rulof Part 5, 1944
Las primeras almas aprenden a desplazarse por medio de la concentración:
Lo ven, hermanos míos, despierta la personalidad astral.
Entre todos van poniendo un fundamento encima de otro.
Y así despiertan su vida y ser interiores, espirituales y astrales.
Son milagros, porque el ser humano da ahora ese despertar a su sintonización divina.
Y todos han de vivirlo y seguirlo, o no despertarán.
Los conscientes más elevados empiezan ahora a pensar, lo dije hace un momento, y son ellos quienes comentan estas leyes.
—Miren... —se dicen unos a otros—, esto es lo que he aprendido.
¿Todavía puedes seguirme?
Avanzo rápidamente, cuando pienso atravieso este espacio volando.
Si somos capaces de eso, hermanos míos, ellos vivirán la concentración espiritual con la continuación.
Aprenden a desplazarse con más velocidad, atraviesan su mundo y espacio volando y una y otra vez vuelven al mundo material.
Y esa es su felicidad, su alegre exploración de la vida, que los hace despertar.
Ahora que poseen esto, pueden seguirlos, ellos continuarán.
Otros se desfogan dentro del ser humano material, los conscientes más elevados alcanzan otras leyes vitales y están convencidos de que podrán vivir milagros imponentes.
Empiezan a sentir que su vida es infinita.
Y eso, sin duda, tiene cierta relevancia.
The Cosmology of Jozef Rulof Part 5, 1944
Una decena de las primeras almas llegan a conocer todos los grados de vida materiales en la tierra:
Una decena de personas astrales que se han juntado alcanzan la reflexión profunda.
Se aíslan y juntos continúan.
Primero dan un paseo por la tierra.
Se alejan de su tribu y ven ahora que por todas partes vive gente.
Los seguiremos, hermanos míos, para llegar a conocer su despertar.
Cuando se encuentran con el ser humano, descienden en esas vidas, y entonces perciben la conciencia ajena o propia, la sintonización con el organismo.
¿Es algo nuevo, pues?
Claro, porque por toda la tierra hay gente viviendo, pero jamás lo supieron.
La vida es asombrosa.
Increíble.
Continúan, exploran la vida en la tierra y cada vez van adquiriendo más concienciación.
De esta manera —también eso lo ven— llegan a conocer los distintos grados de vida para el organismo.
Constatan los grados de vida.
Uno por uno descienden en esto, palpan al ser humano y entonces continúan.
The Cosmology of Jozef Rulof Part 5, 1944
Debido a que ya no tienen hambre, las primeras almas comprenden la distinción entre sentimientos materiales y astrales:
Mientras continúan descubren nuevos milagros.
Ahora que siguen y exploran la vida, la viven y la conducen a la revelación, al despertar para su propio mundo, ya no perciben nada de hambre o sed.
¿Qué perciben?
Nada, nada ya de esa miseria, el ser humano astral percibe, cuando se abre a esta exploración, que está libre de ese sentimiento, y comprende que esta sensación forma parte del ser humano material.
So milagros, son revelaciones, a las que se abren.
The Cosmology of Jozef Rulof Part 5, 1944
Durante su exploración ayudan al ser humano material:
Esta gente y otros que han alcanzado esta altura continúan y viven a la madre tierra.
Va pasando un siglo tras otro.
Esta exploración no tiene final.
Pero ahora saben que no viven en la tierra solos.
Donde pueden infundir alma a la vida lo hacen, por lo que durante su viaje vital se amplían y se conducen al despertar espiritual.
The Cosmology of Jozef Rulof Part 5, 1944

Siguiendo al sol

Ahora las primeras almas dirigen la mirada al espacio:
Vemos ahora, hermanos míos, que miran al espacio.
¿También eso puede vivirse?
Miren, se liberan de la tierra y ahora van planeando por el cosmos material.
Ahora ven el sol por sus propias fuerzas.
¿Por eso llega a haber noche?
Ven ahora, porque permanecen en la esfera de la tierra, que el organismo en que viven se oscurece a sí mismo.
Sentimos ahora que viven otro milagro nuevo, también a nosotros se nos concedió vivir estas leyes.
Les va quedando claro ahora de qué manera tan milagrosa se desprende el ser humano de la tierra, pero no lo olviden: lo hacen por sus propias fuerzas.
Nadie puede ayudarlos, pero logran avanzar.
Ahora miran a la tierra.
El sol, como la luz vital del espacio, desaparece, ahora miran a la otra luz, la luz de la noche.
Y miren ahora, hay más luces en el espacio.
¿No quieren llegar a conocerlas?
¿Qué clase de luces son?
Podemos hacerles preguntas, incluso podemos seguirnos y vivirnos.
Vemos ahora, hermanos míos, que vuelven a la tierra.
También ellos quieren saber qué significa este oscurecimiento del espacio.
Los seguiremos.
Lo ven: estamos nuevamente en la tierra.
Vuelven una y otra vez, porque no se creen a sí mismos.
Y aun así pueden continuar.
La luz del espacio se ha ido, pero allí vive.
Y ahora van desde la noche a la luz, ustedes lo vivirán.
¿No es cierto?
Lo pensé y veo que por la tierra se acercan ahora a la luz material.
Ya lo han vivido en su paseo por la tierra, pero ahora desde el espacio.
Y esta exploración, hermanos míos, se convertirá en su concienciación para el espacio, el universo.
The Cosmology of Jozef Rulof Part 5, 1944
La realidad espacial es su preceptor:
Se preguntan lo que todo esto significa.
Pero ven la realidad y les cuenta cómo actuar.
Tengo que decirles con toda honestidad, hermanos míos: el ser humano está despertando.
¿No es asombros, y de lo más natural?
¡Todo es imponente!
Tenemos que seguirlos si queremos vivir y constatar cómo alcanzaron ese despertar espacial los primeros seres humanos que han completado su ciclo material.
The Cosmology of Jozef Rulof Part 5, 1944
Debido a que buscan el bien, alcanzan la luz crepuscular con sintonización espiritual:
Debido a que viven la luz del espacio, a que ven que en realidad la tierra hace la noche, aunque todavía se encuentren en una luz tenebrosa con sintonización espiritual, el sol como la conciencia diurna para el espacio les da la posibilidad de observar ahora, si es que buscan el bien.
Y es posible, porque ellos, como ve, siguen las leyes vitales de Dios, pero de las que no conocen ninguna ley.
Siguen el oscurecimiento de la tierra, pero ven ahora que el sol no puede oscurecerse.
Pero constatan que desde el espacio viven la luz vital para la tierra, que la luz en la noche en el espacio tiene relevancia para su vida, pero que el ser humano en la tierra no comprende nada de esto.
Miren ahora, hermanos míos, vamos a volver al espacio.
Nos desplazamos, desde el espacio volveremos a percibir la tierra.
¿Qué perciben ahora?
Miren, despierta la luz en sus ojos, estas almas son distintas que el ser humano astral, que todavía no conoce estas leyes y posibilidades.
Entienden ahora que viven dentro de un espacio imponente y que la tierra solamente es una partícula de su mundo.
Ya perciben ahora como vencedores que vencerán este espacio y que son capaces de conectarse con todas estas chispas de luz.
The Cosmology of Jozef Rulof Part 5, 1944

A la luna

Las primeras almas también exploran la luna, que todavía está en pleno funcionamiento:
¿A dónde vamos ahora?
¿Entienden que la luna es allí un cuerpo?
Miren, quieren continuar y también nosotros vamos con ellos.
Ciertamente, hermanos míos, quieren llegar a conocer la luna.
Ahora comienzan su viaje espacial, vuelven a su propio nacimiento.
También la concentración se vuelve más fuerte y consciente.
Vamos directamente a la luna.
Allí está nuestra madre, su organismo se va haciendo más grande.
Descendemos con ellos a la luna.
Es asombroso, porque es la primera vivencia de la primera “personalidad astral”.
¿Ahora qué?
Miren estos seres, miren estos seres humanos, están sumamente sorprendidos.
Ciertamente, también aquí hay vida.
Ahora verán el nacimiento en la luna.
Y es posible, porque la madre luna sigue viviendo.
Miren, hermanos míos, hemos abandonado esa vida, y ellos vuelven allí.
Allí está el estadio de pez.
Aquí seguimos otros grados de vida, desde el grado más elevado también ellos volverán al primer grado de vida.
¿Es un milagro imponente?
En este espacio viven seres humanos, y para eso hay cuerpos, pero esos cuerpos fueron creados para ello.
¿Quién es, pues, el primero en pensar en una fuerza suprema?
Ninguno de todos ellos, han de percibirlo, pero también este sentimiento alcanzará el despertar.
Albergan emoción sosegada.
Piensan, viven este milagro.
¿Qué es?
¿Qué creó esto?
¿Qué significa todo esto?
Ay, ¿ustedes, seres humanos felices, ustedes, almas felices, por ser capaces ya de cuestionar estas preguntas humanas?
Miren, hermanos míos, palpan la materia y lloran sus primeras lágrimas de felicidad.
Han nacido las primeras lágrimas humanas para la felicidad, la alegría, la unión con el poder y la concienciación.
También nosotros hemos vivido esa sensación feliz y comprendemos estas vidas, estos seres humanos.
Es imponente, una revelación para cada chispa de Dios, conocemos esta felicidad.
Pero lo ven: perciben que poseen una vida infinita.
Y eso es imponente, increíble, pero ¿qué y quién creó todo esto?
The Cosmology of Jozef Rulof Part 5, 1944

El primer profesor

Se manifiesta el primer profesor:
Hay uno entre ellos que lleva ahora la palabra.
¿Qué hace que esta alma perciba más que las demás?
Se convertirá en su preceptor, lo vivirán, hermanos míos, y ya sabemos qué hace que esta vida perciba con más profundidad que las demás.
Ahora vivimos la concienciación más elevada para el ser humano astral, pero es el ser humano quien ha vivido la primera vida embrionaria de todos en la luna como madre.
Miren, desciende hasta la vida, alcanza los sentimientos y pensamientos, y puede decir: “Estuvimos aquí.
Lo siento.
Siento que hemos estado aquí, pero ¿es posible?”.
¿Ahora qué?
¡Ya ha despertado es otro “ahora”!
The Cosmology of Jozef Rulof Part 5, 1944
Los primeros investigadores construyen la ciencia espiritual:
Lo ven, vuelven de grado en grado.
Pronto vivirán la primera vida en estado embrionario.
¿Es un milagro?
Miran al espacio y ven ahora que también este organismo recibe luz del sol.
También eso es un imponente milagro.
Viven los espacios y se viven a sí mismos.
El nacimiento de una nueva vida, pueden seguirlo desde el estadio de pez.
¿Vuelven ahora a los primeros grados de vida?
Claro, también eso quieren vivirlo.
¡Es una revelación!
Ahora ven que viven un grado tras otro.
La luz en el espacio se oscurece a sí misma.
¿Qué es eso?
Empiezan a vivir, hermanos míos, que desde la vida material viven la astral.
Es un milagro, pero así vivirán otras leyes.
Y miren, comprenden el milagro.
Son uno con el espacio material, el universo, y son capaces de vivir el espacio astral, su propio espacio espiritual.
Fijan ahora para sus vidas esa sintonización de ida y vuelta.
Lo ven, ya hacen comparaciones, como también lo hicimos nosotros, pero hace que despierte su personalidad.
Este ir y volver al mundo material, a la luna en funcionamiento, les da ampliación.
Hemos podido seguir esas leyes vitales para el sol y el espacio, tampoco ellos viven nada más.
Las revelaciones se van apilando unas encima de otras.
Entra felicidad en el alma como ser humano.
¿Ahora qué?
Cada vez descienden más en la vida lunar.
Volvemos a las primeras células y lo ven: la vida embrionaria sigue presente, la luna sin haber completado su propio ciclo.
La luna continúa y materializará su vida, también eso llegan a conocerlo.
¿Y ahora?
¿Qué viviremos ahora?
Miren, nos hemos acercado a la vida embrionaria.
Ahora quieren seguir la unión con la vida embrionaria.
Ven ahora que viven la unificación con esas chispas de la luna, y ahora la unión.
¿Qué significa?
Lo perciben, se preguntan qué es lo que esto significa.
Pero por los otros grados de vida más elevados también vuelven a ver los estadios sucesivos, lo que les permite orientarse.
También nosotros lo hemos seguido y comprendemos sus pensamientos y sentimientos.
¿Ahora qué?
Ven que el sol se debilita.
¿Qué es?
Ahora —con cuánta claridad viven las leyes— vuelven a los estadios más elevados.
Gracias a esto, mis almas queridas, vivirán más concienciación, y miren: bailan de alegría y felicidad.
Ya comprenden ahora que cuando se elevan más, cuando viven a otros organismos, también el sol se vuelve más fuerte y gana en cuanto a luz.
Empiezan a entender —pueden seguirlo, hermanos míos— que reciben ese despertar por la luz del espacio.
Cuando viven organismos más elevados, y por tanto más conscientes, también la luz del espacio es más fuerte.
¿Es algo nuevo?
Claro, esta vida y la luz del espacio son una.
Empiezan a percibir, empiezan a comprenderlo y continúan su investigación.
Ahora a volver más.
Ahora a descender más en esta vida, y entonces ven —lo perciben ahora conscientemente— cómo oscurece la luz en el espacio.
¿No es imponente, hermanos míos, lo que se nos concede vivir por el primer ser humano astral?
¿Y eso por sus propias fuerzas, sin Dios, sin ciencia?
Pero ahora surge la ciencia espiritual, la vida misma los convencerá.
The Cosmology of Jozef Rulof Part 5, 1944

La Omnialma

Los primeros investigadores enfocan las primeras vidas del alma humana:
Debido a que pueden vivir los organismos, vuelven irremediablemente al primer estadio, y pronto ellos lo alcanzarán.
Miren allí, ya vivimos en los siete primeros grados de vida.
¿Ahora qué?
Ellos siguen esas leyes.
Nosotros nacimos con ellos, y viviremos con ellos la primera muerte.
Miren, hermanos míos, ahora accedemos a las leyes, y ¿ahora qué?
Sí, ¿ahora qué?
Volvemos al mundo astral.
Lo ven, viven ahora el mundo para lo inconsciente, el renacimiento.
Y desde ese mundo volvemos ahora al material.
¿Es un milagro?
Pero va pasando un siglo tras otro.
Ellos continúan, ya no han sentido hambre ni sed en todo ese tiempo, porque su vida despierta espiritualmente.
Y ahora accedemos a la vida embrionaria, para el primer grado de todos.
Un poco más de profundidad y alcanzaremos la primera división para la luna.
Y claro que sí, miren, se sienten felices, comprenden que así llegan a conocer la vida.
Profundicemos un poco más, y nos veremos ante el espacio, ante la división del espacio.
¿Van a continuar?
Por supuesto, quieren descender más profundamente en esta vida y su origen.
Es asombroso.
Podemos seguirlos, también para nuestra vida es felicidad.
Y allí, hermanos míos, vemos que el espacio se va densificando y accedemos al momento en que el universo ha recibido la vestidura dorada.
Estas almas viven los milagros creacionales más grandes.
Ya ahora se preguntan ya debido a qué unas vidas han avanzado más que otras y gracias a qué el ser humano que les preceda adquirió este sentimiento.
Ya lo perciben: son uno en sentimiento y se entregan por completo.
Y ahora se habla la primera palabra humana.
Oigan, perciban este milagro.
Se explican las leyes unos a otros.
¿Volver a más profundidad todavía?
¿Es posible?
Están ahora ante la luz divina del espacio.
¿Ahora qué?
Lo que ven es luz.
Y ¿qué es eso?
Esa luz tiembla, vibra, llega a haber empuje.
¿Qué va a pasar?
Ven que la luz vital del espacio empieza a empujar.
Y también ellos viven lo que nosotros ya hemos vivido, hermanos míos, la vida cósmica los atrae.
The Cosmology of Jozef Rulof Part 5, 1944
Y después regresan incluso más atrás:
Y ahora, a descender más.
¿Qué vemos?
La luz en el espacio se hace más borrosa.
Ahora, todavía más profundo.
Más, porque ellos quieren saber lo que va a ocurrir entonces.
Nosotros ya lo sabemos.
Llegan hasta los primeros grados de vida, y entonces ya no hay nada de luz en el espacio.
Y ese momento es el que van a vivir ahora, hermanos míos, vuelven al momento de “antes” de la creación.
Vuelve hasta el momento en que la “Omnimadre” comenzó con su vida y surgió Dios.
The Cosmology of Jozef Rulof Part 5, 1944
Las primeras almas vuelven a la Omnialma como Omnimadre:
Es el espacio que ya los eleva hasta la existencia propia.
Así viven que esta luz vive.
Ahora vuelve el estadio anterior, que hemos vivido desde la “Omnimadre”, ellos lo viven desde la conciencia espacial como luz.
El espacio se oscurece y ahora continúan siguiendo las transiciones, ustedes lo vivirán.
Cierto, ¿no? La vida del espacio los ha aupado hasta este estadio.
Ya sabemos lo que va a ocurrir ahora.
También ellos lo vivirán.
¿Es un milagro?
Ya están allí las nebulosas.
La vida se impulsa a sí misma.
¡La vida del espacio cambia!
Volvemos a la “Omnimadre” y ahora viviremos y seguiremos las primeras transiciones para el origen de la creación.
¿Qué perciben ellos?
¡Lloran de felicidad y continúan y vuelven hasta el primer acontecimiento de todos para la “Omnimadre”!
¿No es milagroso, hermanos míos?
¿Ahora qué?
Continuamos.
Y ahora llega a haber tinieblas generalizadas.
Volvemos al momento de antes de la creación.
Miren, hermanos míos, andan volando por el espacio y viven un grado tras otro para las primeras densificaciones.
Ahora ya hemos alcanzado el primer estadio.
¿Ahora qué?
Oscurece, pero también ellos perciben la luz para la paternidad dentro de este espacio.
¿Qué perciben?
¿Qué se tienen que decir unos a otros?
¿Los oyen ustedes?
Exacto, es la primera palabra.
El primer maestro habla.
—A partir de esto en que estamos ahora nació toda esa vida.
¿Por qué percibo con más profundidad?
No lo sé, pero creo que puedo vivirlo.
¿Hemos nacido a partir de esto?
¿De esta luz, que se volvió tinieblas, y esas tinieblas, luz?
Hemos podido vivirlo.
Ahora cae la primera palabra, y otra, que conoce únicamente el ser humano para el estadio actual.
Mis hermanos... ¿qué es todo esto?
Han... no, no, entienden... ¿es por el sentimiento del primer maestro que has recibido la vida?
¿Te está claro, es el sentimiento de ser humano en ser humano por el que hemos recibido esto?
¡Ahora vamos a seguir!
Y miren, hermanos míos, ahora siguen nuestro recorrido.
Siguen una ley tras otra y las primeras revelaciones para la “Omnimadre”, para las que como seres humanos se nos concedió vivir la palabra.
Claro, ellos seguían lo que teníamos que seguir para la “Universidad de Cristo”.
The Cosmology of Jozef Rulof Part 5, 1944
Después siguen los grados de vida cósmicos:
Para nada, vuelven al mundo material.
Se liberan de la luna y visitan los siguientes planetas.
¿No me lo imaginaba?
Ahora empiezan a explorar la vida y siguen nuestro camino.
Los seguiremos, pero aquello para lo que a nosotros nos basta con una sola noche, ellos —lo ven, hermanos mío— necesitan siglos, y se puede comprender.
Ahora los ven en los planetas de transición.
Están yendo al segundo grado de vida cósmico.
Desde allí siguen y vuelven a la tierra.
¡Despiertan!
Adquieren conciencia espacial.
Saben ahora que pueden infundir alma para bien a la criatura de la madre tierra.
Esto, según sienten, les permitirá cambiar su vida y vencerán el mundo astral y lo conducirán a la conciencia.
¿Quién ha creado esto?
¿Para qué vivimos?
¿Qué somos para todo esto, este espacio, toda esta imponente vida?
The Cosmology of Jozef Rulof Part 5, 1944
Mientras tanto, el ser humano terrenal no ha cambiado en nada:
Pero de todo esto allí no se sabe nada.
¡Nada!
Y es imposible, porque ese ser humano no se conoce a sí mismo.
Nosotros sabemos más.
The Cosmology of Jozef Rulof Part 5, 1944
Las primeras almas conocen ahora su propia vida astral:
Tenemos nuestra propia vida.
La vida en la tierra, allí, eso lo hemos vivido.
Somos —ahora lo sabe él— la vida dentro de esos organismos.
Para nosotros hay algo más.
Daremos felicidad a la vida en la tierra.
Pero este espacio, en que vivimos, es nuestra propia posesión.
Vivimos detrás de la muerte, que no es muerte.
Eso de enfermarse allí no tiene relevancia alguna.
Toda esta vida nos pertenece.
Podemos ir a donde queramos, ¡ellos no!
The Cosmology of Jozef Rulof Part 5, 1944
La primera alma vuelve a tomar la palabra:
Y ahora oímos, hermanos míos:
—¿Es posible que haya nacido antes?
¿Se ha vuelto mi vida más vieja?
No sé qué me hace sentirlo, pero ¿viene a mí?
¿Puede la vida hablar?
¿De dónde vienen esos sentimientos?
No lo sé.
Tal vez también eso lo conoceremos.
Lo ven, hermanos míos, todos se pegan a su preceptor y perciben que despiertan.
Van de un alma en otra.
Pronto serán atraídos por la tierra.
Van de planeta en planeta, viven una vez tras otras y perderse en este espacio no es posible, ¡continúan infaliblemente, como pudimos hacerlo nosotros!
Viven la materialización de su vida del alma, el renacimiento, y continúan.
¿Qué está diciendo ya el maestro?
—¿No dije que una y otra vez recibimos una vida nueva?
Lo ves, también eso es verdad.
Por esas vidas continuamos y volvemos a nuestros amigos.
Este espacio es un solo cuerpo.
Si hemos vivido semejante cuerpo, continuamos.
¿No es para llorar hasta quedar vacío?
Vengan, vamos a volver hasta esa primera vida.
The Cosmology of Jozef Rulof Part 5, 1944

El nacimiento de su propia luz

Los primeros maestros emprenden su tarea:
Estamos nuevamente en la tierra.
Cuentan a los demás donde han estado.
Vengan con nosotros y los convenceremos de ello.
Lo ven, ahora han nacido los maestros.
The Cosmology of Jozef Rulof Part 5, 1944
Los primeros maestros aceptaron a sus adeptos, hermanos míos.
The Cosmology of Jozef Rulof Part 5, 1944
Las primeras almas sienten como se manifiesta la luz en su interior:
Los demás, a los que pertenece la conciencia más elevada, se retiran un momento y reflexionan sobre todo.
Saben ahora que llegará a haber luz en este mundo, y ellos tienen luz.
¡Ellos son esa luz!
¡Se conducen a sí mismos a esta revelación!
La luz dentro del ser humano astral se manifiesta y es felicidad:
¡es vida!
¡Es amor!
¡Es armonía!
¡Es alegría y felicidad!
¡Es infinitamente hermoso!
¡Es como el espacio!
¡Es también paternidad y maternidad!
¡Es también verdadero!
¡Es además la unión con todo lo que vive, y entonces habla la vida!
¡Ahora esos rasgos son conscientes y han venido a sus vidas!
Los más elevados ya ven un plan estupendo.
Sí, sí, hablan de él, meditan para él y ven cómo se les acerca esa figura, esa concienciación, esa animación y esa luz, por la que el mundo en que viven se vuelve luminoso, hermoso, inmaculado, y es otra cosa que la vida de allí.
The Cosmology of Jozef Rulof Part 5, 1944
Las primeras almas perciben ahora cómo pueden edificar la primera esfera de luz:
Saben ahora que cuando sirven, el mundo se convierte en una gran luz.
Y ahora quieren intentar alcanzarlo.
Así llegarán a conocer los milagros que se han creado para sus vidas.
Y espiritualizarán su propio mundo —tiene que quedarles claro, hermanos míos—, porque llegaron a conocer las leyes de su espacio.
¿A dónde van ahora?
También eso llegaremos a conocerlo.
Saben ahora que la pasión los conduce a las tinieblas.
También saben que tienen que ayudar al ser humano material y que ese ser humano no se conoce a sí mismo y no sabe nada de la personalidad de ellos.
Se sienten luminosos, planeadores, su vida está segura y nada puede trastocar esa certeza, siempre que quieran servir.
Que sigan pensando siempre en su propia vida.
Y cuantas más personas alcanzan el despertar, más ligero se vuelve su mundo, por lo que nacerán las esferas espirituales y también nosotros tenemos que aceptarlo para nuestra propia vida.
The Cosmology of Jozef Rulof Part 5, 1944
Las primeras almas usan ahora las fuerzas básicas de su alma, el “alumbrar y crear”, para conducir su personalidad a la luz:
Ahora ven que pueden vencer los grados de vida espirituales, y esa luz vivía dentro de ellos y es la sintonización divina.
Les permitió liberarse de las tinieblas astrales y es así para cada ser humano, por lo que despertó su espacio.
¡También esto es alumbramiento y creación espiritual!
Pero ahora para la personalidad.
The Cosmology of Jozef Rulof Part 5, 1944
Entienden que las esferas de luz viven dentro de ellas mismas:
¡Las esferas de luz viven en el ser humano!
The Cosmology of Jozef Rulof Part 5, 1944
Pero sacar y densificar esa luz en el mundo astral necesitó millones de eras:
Y por fin, después de millones de años, millones de eras —compréndanlo bien— pudieron constatar y decir: “Hemos alcanzado el primer grado para la luz, para la armonía, la realidad de cómo se ha originado todo esto”.
Y esa es, pues, la primera esfera, es la primera armonía, es justicia, amor, es paternidad y maternidad.
Conferencias 1, 1950
En la primera esfera de luz habían alcanzado la armonía con la realidad:
Ya vivimos en la primera esfera, hemos adquirido armonía con la realidad, con la acción, con el pensamiento.
Conferencias 1, 1950
Las esferas de luz más elevadas surgieron infundiendo más alma a sentimientos, pensamientos y actos luminosos:
Pero ¿cómo es que se ha originado ese mundo?
¿Cómo es que surgieron la primera, la segunda, la tercera, la cuarta, la quinta... incluso la séptima esfera?
Pudieron vivir siete grados.
Cada grado recibía animación, cada pensamiento recibía satisfacción, concienciación, vida, alma, maternidad, paternidad.
Tenían que aupar cada pensamiento, cada sensación —y ustedes poseen millones; adelante, detengan los que emitan en un solo segundo, ustedes piensan en continentes en solo un segundo.
Ahora ese pensamiento recibía más sensibilidad, más amor, más armonía, más justicia, más paternidad y maternidad inmaculados.
Iban a hacer que ese organismo se dilatara, ese organismo fue adquiriendo forma.
Cada tejido era animado por el sonido etéreo, inmaculado, espacial, por lo que se originó el universo, toda esta vida.
Empezaron a ver conscientemente que cada pensamiento se convertía en un mundo, que es un espacio y que tiene que representarlo.
Cada pensamiento recibía más sensibilidad, más maternidad, más paternidad y armonía.
Se podía llevar a cada pensamiento a la primera, a la segunda, a la tercera.
Más fuerza, más animación para la segunda, la tercera, la cuarta, la quinta, la sexta, la séptima esfera.
Más intensidad, más conciencia, más sensibilidad, más claridad... claridad inmaculada.
Pudieron vivir y constatar esas leyes porque la vida empezó a revelarse a las vidas de ellos.
Conferencias 1, 1950
Así creció la luz dentro de ellas y a su alrededor:
—Es decir, por medio de cada buena acción que hizo el ser humano en la tierra y en las esferas cambiaron entonces su vida interior, el entorno y sus propias posesiones.
Empezó a haber luz en él, el ser humano despertó en su interior.
Siguieron trabajando en eso.
Así fue creciendo esta luz, y lo percibían a su alrededor.
El ser humano interior empezó a irradiar luz, empezó a despertar y a sentir amor por todo lo que vive.
Cuantas más buenas acciones hacían, tanto más fuerte se hacía esta luz, y ceñía el entorno con sus rayos.
Los hacía feliz la maravillosa sensación de poder hacer algo por los demás.
El origen del universo, 1939
El propio ser humano es el creador de esta luz:
Es el momento en que nacen las esferas de luz, y el ser humano se convirtió en el creador de la luz.
El ser humano el creador de la luz, ¿comprendes lo que significa?
En este ser residía esta fuerza, esta imponente verdad.
El ser humano hacía el bien y buscaba lo que lo calentaba interiormente.
Siglos más tarde, este proceso es hizo realidad, porque ¿qué vemos, después de haber avanzado siglos?
A su alrededor empezó a haber luz.
Las cosas buenas que hacían y generaban en la tierra para la humanidad construyeron otro mundo en el espíritu, y se convirtió en las esferas de luz.
El origen del universo, 1939

La Universidad de Cristo

Surge la primera “Orden”:
Continúan bajo el mando de los más elevados, para esta conciencia.
Surge la primera “orden”.
Hay quienes abarcan las leyes con la vista y viven ahora su futuro.
The Cosmology of Jozef Rulof Part 5, 1944
Se traen a la tierra los primeros inventos:
Sirviendo a la vida —lo ven— una esfera tras otra se hizo consciente.
Las esferas de luz despiertan.
El ser humano se ha liberado de las esferas inconscientes y ha comenzado otra vida.
Saben ahora que cada organismo tiene que representar un mundo propio.
Millones de almas como seres humanos acceden al mundo astral y el renacimiento continúa.
El ser humano ya vive inventos, llega a haber fuego, pero son los regalos de la personalidad espiritual.
Son milagros insignificantes para estas vidas, pero llega a haber más conciencia, seguirán otros milagros técnicos.
La personalidad astral mira a través de la ley elemental y materializará ese poder.
Tienen que dar luz a todos sus sentimientos espirituales, hermanos míos —lo verán y viviremos esas leyes para nuestra vida—, y sintonizarlos con pensamientos y sentimientos más elevados.
¡Y se convertiré en felicidad inmaculada, en su vida y amor!
The Cosmology of Jozef Rulof Part 5, 1944
Cada alma alcanza la primera esfera de luz al vencer las tinieblas en su interior:
El alma como ser humano vence el tercer grado de vida cósmico, recibe felicidad vita, porque espiritualiza su propio espacio.
Y esas leyes las conocemos.
¿Cómo hemos vencido las esferas de luz, maestro Zelanus?
¿Cómo nos hemos desprendido de las tinieblas, de la inconsciencia?
Alcanzamos este punto sirviendo.
También nosotros y toda la vida de Dios tiene que aceptar estas leyes.
Sabemos así cómo despierta el alma como ser humano.
Se vencerán estas siete transiciones inconscientes, y solamente entonces el alma accederá a la primera esfera.
Así que se nos ha concedido seguir y vivir que estos primeros grados de vida de todos modos, a pesar de todo, no conocieron trastornos de ningún tipo.
Quiero decir que esta inconsciencia no fue capaz de transgredir las leyes de Dios, porque también eso es imposible.
Usted conoce esas leyes, maestro Zelanus.
Y pronto, aunque ahora para un estadio más avanzado, queremos seguir esa destrucción, por lo que constatamos, no obstante, que el se humano no pudo vivir esa destrucción para esta era.
Cuanta más conciencia llega a haber, y tenemos que aceptarlo, tanto más se hunde el ser humano en su propia miseria.
Y eso no lo quiso la “Omnimadre”, ¡es la posesión del ser humano!
Ahora el ser humano tiene que vivir siete transiciones como personalidad astral, antes de haber espiritualizado las esferas de luz, quiero decir, antes de que pueda vivir la primera esfera luminosa.
Son siete mundos, como también tuvo que aceptar el macrocosmos, por lo que surgieron los planetas de transición y toda la demás vida, que ahora, según hemos visto, no es más que un solo organismo.
De esta manera, el alma como ser humano tiene que espiritualizar siete transiciones antes de que es capaz de vencer estas tinieblas, de las que la Biblia dice que son infiernos.
También nosotros hemos hablado de “infierno”, pero estos son los mundos inconscientes, antes de que el alma como ser humano alcanza las esferas de luz.
Y eso lo tiene en sus propias manos.
The Cosmology of Jozef Rulof Part 5, 1944
La Orden quiere traer la felicidad y el conocimiento espiritual a la tierra:
Vemos ahora que el ser humano se ha enriquecido materialmente.
Surgieron ciudades, llegó a haber milagros técnicos, y todo eso le dio conciencia y alegría vital, gozo vital, felicidad humana.
En el otro lado se sabe lo que significa la felicidad cósmica, y ese saber se trae a la tierra.
¡El ser humano va conociendo a Dios!
El ser humano ha alcanzado el toro lado, las esferas de luz tomaron conciencia y surgió el “cuarto grado cósmico”.
Sirviendo la vida despertó el ser humano espiritual, surgió la conciencia humana para el alma, y ese es su amor y su felicidad para el mundo astral, pero esa felicidad hay que traerla a la tierra.
The Cosmology of Jozef Rulof Part 5, 1944
La Universidad de Cristo condujo al ser humano en la tierra hasta los sentimientos y pensamientos humanos:
Los maestros descienden desde la “séptima esfera”, vuelven a la tierra, de la que han vivido las leyes vitales; ahora dan clases universitarias, millones de almas, sirven como criaturas de Dios, como almas gemelas.
Sirven la vida en la tierra y en el otro lado, por lo que surgen los templos y el consciente ser humano espiritual puede comenzar con las ciencias materiales y espirituales.
¿Qué es lo que quieren los maestros de nuestra vida, hermanos míos?
Quieren que consignemos la “Universidad de Cristo”, que el ser humano en la tierra no hubiera podido acceder jamás a la conciencia humana, que jamás habría podido alcanzarla si la personalidad astral no hubiera dado su propia vida para ello.
Quieren ahora que veamos y analicemos, que transmitamos al estadio actual que fue el “otro lado” el que ha conducido al ser humano de la madre tierra al pensar y sentir humanos; jamás habría sido posible que lo hiciera por sus propias fuerzas.
Vemos ahora, aunque la vida en el otro lado avance mucho, que el ser humano material está siendo ayudado por el espiritual.
The Cosmology of Jozef Rulof Part 5, 1944