Dante y Doré -- Fuentes

Textos primarios de los libros de Jozef Rulof correspondientes al artículo ‘Dante y Doré’.
Según los libros de Jozef Rulof.
Estas fuentes presuponen la lectura previa del artículo ‘Dante y Doré’.

Visita al infierno

Dante describió escenas que percibió en el infierno.
Muchas se pueden situar en el ‘país de odio y pasión y violencia’, tal como se llama esta esfera tenebrosa en los libros de Jozef Rulof.
Theo, que cuenta el relato de su vida en ‘Hacia la vida eterna a través de la Línea Grebbe’, visita este país de odio junto a su padre como guía espiritual:
El lugar a donde me lleva papá ahora se llama la tierra del odio.
El nombre ya indica qué almas moran aquí.
Tienen pendiente aprender lo que significa amar.
A ese fin tienen que desprenderse del odio que los mantiene presos aquí.
Y de nuevo, tampoco aquí hay fuego; la tierra es fría y árida, porque donde falta el amor no puede medrar el verdor.
Tampoco es que estén tan mal, dicen aquí los demonios: viven, se divierten, hasta pueden ir a la tierra, si lo quieren, para disfrutar de todo lo que allí los atraiga.
Hacia la vida eterna a través de la Línea Grebbe, 1942
Muchos de los grabados de Gustave Doré se corresponden con la realidad espiritual:
Pasión y violencia: es lo único que buscan todavía.
Veo sus vidas, e igual que Dante vivo ahora los infiernos en la vida después de la muerte.
Igual que Dante, jamás pude pensar que alguna vez viviría esto.
Un día leí su caracterización, observé las ilustraciones dibujadas por Doré que la acompañaban.
Y ahora experimento que muchas de las cosas que representaban se corresponden con la realidad.
Muchas, pero de ninguna manera todas.
Tampoco puede describirse o representarse toda la realidad, según me hace sentir papá.
Hacia la vida eterna a través de la Línea Grebbe, 1942
También Dante visitó los infiernos y cielos con su ángel de la guarda:
Dante visitó los infiernos y los cielos con su ángel de la guarda: nuestro instrumento lo hizo con su maestro y yo ahora con mi padre.
Qué agradecido le estoy a Dios por que se me haya concedido esto.
Hay millones de personas que pueblan los infiernos.
Todos esos seres naufragaron por sus actos equivocados en la tierra.
Aquí el odio vive junto al odio.
Aquí, un ladrón busca al otro ladrón, un asesino al otro asesino.
Su irradiación es diabólica.
Quiero conocer sus vidas más tarde.
Aquí están representados todos los grados del mal.
Aquí puedo explorar a fondo la vida del alma, en todos sus matices.
Dios me brinda esa posibilidad porque asimilé un cielo.
Junto a mí habrá miles de espíritus que descenderán en los infiernos para seguir un estudio, y que así se preparan para una concienciación más elevada.
Hacia la vida eterna a través de la Línea Grebbe, 1942
En un análisis de la magia negra Jozef Rulof indica que Dante no vio más que algunas escenas de los infiernos:
En esos infiernos conviven todos los magos de la tierra, se encuentran allí todos los grados y tipos.
Son diablos.
Se me concedió seguirlos allí y mi maestro me aclaraba todos esos tipos de personas.
—¿Lo vivió igual que Dante?
—Algo así, pero un poco más; Dante vio unas cuantas escenas, pero nada más.
Dones espirituales, 1943
Dante sí que vivió desdoblamientos espirituales reales:
Sí, Dante salió de su organismo, vio algo del mundo astral, pero nada de las leyes espirituales, o te habría dado algo muy diferente; por la sabiduría se puede constatar la conciencia de los profetas.
Jeus de madre Crisje Parte tercera, 1952

Deformación

En los grabados de Doré sobre los infiernos también se ven seres humanos deformados.
Durante una velada de preguntas y respuestas, Jozef Rulof explica cómo se pueden deformar los cuerpos espirituales de las personas en las esferas tenebrosas debido a sus sentimientos y pensamientos destructivos.
Hablando ahora de ‘deformación’ humana..., señor Veenkamp, esta sí es posible si la personalidad astral ya se deforma aquí, debido a que ella misma ha conducido su sintonización divina a la animalización.
Es decir, escuche bien ahora, y sabrá .. que como ser humano se le escapan los cotilleos, que la ‘deforma’, porque habla usted mal de sus prójimos, la vida de Dios.
Dios jamás quiso que fuera así, Cristo también habló de ello.
He visto allí personas, hombres y mujeres, que tenían labios sobre los que casi podías colocar la tierra entera, tanto se hicieron dilatar por sus palabrerías falsas, sucias, bestiales sobre la vida de Dios aquí en la tierra.
¿Comprende lo que esto implica?
Ahora se ‘deforma’ una ‘partícula’ divina de aquellas de nuestro organismo, porque le damos forma mediante la desintegración, y entonces se descompone.
He visto allí mujeres, ay madres, no se asusten..., que eran tan sucias, tan asquerosas, tan apasionadamente infelices, que ya ni siquiera era posible reconocerlas como madres.
Mire, eso sí que es ‘deformación espiritual’, pero por el carácter, la autodesintegración, el oscurecimiento de la personalidad.
Esta es la sagrada verdad.
Nuestras manos, señoras y señores, allí ya no son manos, sino garras inhumanas.
Ni siquiera un animal salvaje las tiene así.
Nuestros sentimientos como desintegración y animalización inhumana ¿crearon nuevos órganos?
No, esos órganos adquirieron otra personalidad.
Gustave Doré se aproximó mucho cuando para el libro ‘La divina comedia’ de Dante ilustró el espíritu como ser humano.
Questions and Answers Part 1, 1950
Cada pensamiento destructivo deforma el organismo espiritual:
Sí, señoras —enseguida les tocará todavía a los señores...—, allí no tendrán ustedes los rizos bien peinados, tendrán el pelo colgando como... sí... ya se están asustando... el de un gato ahogado.
Ese es el aspecto de las madres allí, sin faldas, son harapos, construidos como aura espiritual.
Sus pensamientos y sentimientos repugnantes las llevaron a ese estado.
No entraré en más detalles, les quitaría el sueño, o bien, si tienen fuerzas para ello, piénsenlo, y les diré: ¡cada pensamiento equivocado deforma su poderoso organismo espiritual como madre y padre!
¿Puede ser de otra manera?
¡No!
Corazones...: ¡hagan el bien y darán forma a su vida interior!
Y ¿los señores?
Basta con que observen allí un poco a esos ladrones y asesinos, hundidos y taimados.
Ya ni son personas, esos hombres de la creación, sino diablos del mal, vampiros, no alcanzan las palabras para representar ahora a esta criatura de Dios y... ¡esto lo hizo el propio ser humano!
Ya solo el repugnante hedor del ser humano que se fue a pique espiritualmente, señores y señoras, es... horroroso cuando uno tiene que vivirlo.
Y yo tuve que superarlo, porque los maestros quieren advertir al ser humano contra tanta desintegración.
Questions and Answers Part 1, 1950
De ese modo el cuerpo espiritual también se puede desangrar:
Gus Doré (Gustave Doré, 1832 - 1832, hizo ilustraciones para el libro ‘La divina comedia’), que dibujó la obra de Dante, se acercó, pero los verán desangrarse por completo.
Questions and Answers Part 2, 1951
Pequeños labios y garras:
Yes, of course.
Now you already have, you have spiritual scars ...
Yes, you have spiritual scars, but then they are the scars from lust and violence.
I told you that I saw people with lips, you could put half the earth on them, on those lips, because they kissed the whole world: lust.
A pincher, isn’t he, a thief; sir, they are no longer hands, they are claws.
Dante was close, Gustave Doré who made those drawings for Dante, with people with open stomachs ...
Questions and Answers Part 3, 1952
Véase el artículo ‘Espíritu y cuerpo espiritual’.