Esferas de luz -- Fuentes

Textos primarios de los libros de Jozef Rulof correspondientes al artículo ‘Esferas de luz’.
Según los libros de Jozef Rulof.
Estas fuentes presuponen la lectura previa del artículo ‘Esferas de luz’.

Amor desinteresado

Para poder entrar a una esfera de luz resulta que la palabra clave es el amor.
Se trata de amor desinteresado, altruista:
Ahora debe de haberles quedado claro que las esferas de luz se han construido con el verdadero pensar y sentir altruista.
Conferencias 1, 1950

Luz conjunta

El personaje Theo, del libro ‘Hacia la vida eterna a través de la Línea Grebbe’, se pregunta si podrá erigir, igual que su padre, una morada espiritual en la primera esfera de luz.
Su padre y Angélica, el alma gemela de este, han levantado una morada espiritual en esta esfera porque allí tenían una tarea para la que esa vivienda era útil.
Pero para Theo no lo es, porque él quiere volver a encarnarse hacia la tierra para entregarse a la humanidad.
Theo pregunta a su padre:
—Entonces ¿yo también puedo crearme una morada espiritual?
—Es posible, pero nos creamos una morada espiritual cuando lo consideramos necesario, cuando las condiciones para ello están presentes en nuestra vida.
Eso quiere decir y significa que solo empezamos a hacerlo cuando en el espíritu nos elevamos más allá con nuestra alma gemela.
Angélica es mi alma, ella me sigue y será eternamente la mía.
Somos uno sintiendo y pensando.
Es ahora cuando podemos construirnos una morada.
Pero ¿está usted preparado para ello?
¿No alberga usted el deseo de regresar a la tierra para entregarse allí a favor de la humanidad?
¿No es su deseo servir allí?
Hacia la vida eterna a través de la Línea Grebbe, 1942
La morada espiritual era para Angélica y su padre un descanso temporal.
Así es como cada alma tiene sus propios deseos.
Nosotros, Angélica y yo, deseamos servir aquí.
Y ahora nuestros deseos crean una morada espiritual.
El espíritu de luz que siente la vida sagrada de Dios, que está sintonizado con las leyes, solo construye una morada espiritual cuando ya tiene ese amor, esa madurez, esa conciencia.
Después esta se convierte en nuestro lugar de descanso donde podemos retirarnos y sentarnos en silencio.
Esto ya lo hemos vivido Angélica y yo.
Hemos intentado hacer todo lo posible para hacerlo feliz, para darle sabiduría en el espíritu.
Hemos estado sentados aquí un tiempo, descansando felizmente, rememorando en plena armonía y alegría lo que se ha llevado a cabo.
Nuestro trabajo se ha completado, nuestra tarea ya está hecha.
Por eso seguiremos más adelante, ya lo sintió usted, y entraremos en la segunda esfera.
Hacia la vida eterna a través de la Línea Grebbe, 1942
En las esferas de luz cada cual construye una morada espiritual con el propio aura vital:
Cuando nos surgió el deseo de sentarnos aquí nuestra aura se hizo más densa y así es como se fue levantando nuestra morada.
Estos milagros suceden como por sí solos, pero surgen por nuestro sentir y pensar.
Todo lo que usted perciba dentro de nuestra morada y alrededor de ella es lo que poseemos Angélica y yo (—dijo).
Hacia la vida eterna a través de la Línea Grebbe, 1942
Pero esa vivienda solo es un lugar transitorio para meditar:
—Cuando nos entre el sentimiento de elevarnos más, iremos caminando a la segunda esfera.
Nuestra casa se disolverá entonces por sí sola.
Si queremos establecernos en la segunda esfera volveremos a construirla allí.
Ya te expliqué que eso solo lo hacemos cuando lo consideramos necesario.
Cuando tenemos trabajo que hacer en la esfera de la tierra o llevamos a cabo una tarea en los infiernos quedándonos allí muchos años para servir y avanzar en el espíritu, no necesitamos una casa.
Al fin y al cabo, aquí, en las esferas, podemos entrar donde queramos: cada morada está abierta a nosotros para ofrecernos descanso y la oportunidad de meditar, si así lo precisamos.
Hacia la vida eterna a través de la Línea Grebbe, 1942
Igual que la morada, todo en la esfera de luz está construido mediante el aura vital de los habitantes.
La esfera es luminosa por la luz que estos irradian.
Si todos abandonaran la esfera de luz, esta se desvanecería, porque está compuesta por la luz conjunta de estos:
If you are not there, then this light darkens.
If you go away and you go from the sphere to the earth, then we see that you have gone.
Because the light will be able to darken.
We feel: one human being, millions of people go to the earth and are busy.
They free themselves from the spheres and they take their light with them.
You must take that with you.
Your house dissolves at the same moment.
You elevate your temple, your space, your art, your feelings, your motherhood, your fatherhood, your flowers, the love for Mother Nature, love for the birds, love for the human being, for the character traits ...
Are they open?
Then you see all of that built up in your dwelling, in your garment.
And if you go to the earth – or you go to the dark spheres – you want to serve something here on earth, for example, you help a doctor with a technical wonder, a technical human being, isn’t it true, arts and sciences, you are busy, then you withdraw your light from the spheres; and we see that.
I see it.
Millions see that.
Can you feel this?
And then, when you pass over – we all go from the Spheres of Light, everything is empty – then you see the heavens becoming hazy.
In the way the sun sets, the sharp, clear light from the Spheres of Light becomes hazy, because the human being has passed over.
You are that.
Questions and Answers Part 6, 1951