Jozef Rulof

Jozef Rulof (1898-1952) no solo fue un médium clarividente, sino también un médium sanador, escritor y pintor.
La sabiduría que recibió del más allá es un tesoro.
Jozef Rulof fue único por la altura de su mediumnidad, que hizo posible que la sabiduría recibida pudiera llegar a la tierra en estado puro, sin verse influenciada por su personalidad terrenal.
Jozef Rulof fue un médium, estaba en contacto con personas fallecidas.
Debido a su mediumnidad clarividente y clariaudiente también pudo ver a esas personas espirituales y hablar con ellas.
Su líder espiritual, el maestro Alcar, elevó la mediumnidad de Jozef hasta poder escribir libros en la tierra como espíritu sirviéndose del cuerpo de Rulof.
El desarrollo de su mediumnidad se describe en detalle en las tres partes de la biografía de Jozef Rulof: ‘Jeus, el de madre Crisje’.
Si resumimos las 43 332 frases de esta biografía diciendo que “Jozef Rulof no solo fue un médium clarividente, sino también un médium sanador, escritor y pintor”, aún queda por aclarar en qué se distingue este médium de los miles de otras personas que aseguran serlo.
Porque hay miles que dicen recibir mensajes del más allá, y muchos médiums consideran su mediumnidad como algo muy importante.
En nuestras palabras de bienvenida decimos: “Jozef Rulof fue único por la altura de su mediumnidad, que hizo posible que la sabiduría recibida pudiera llegar a la tierra en estado puro, sin verse influenciada por su personalidad terrenal”.
Esa pureza no es algo que se pueda dar por descontado.
Porque la primera pregunta que surge cuando nos llega un mensaje del más allá es: “¿Podemos creernos este mensaje?”,
“¿verdaderamente procede de un mundo invisible?”,
“quién nos asegura que este médium no se ha inventado el mensaje?”
E incluso si el médium fuera sincero aseverando que el mensaje procede de otro mundo, o más aun: si este médium realmente oyó, vio o sintió el mensaje, ¿quién nos asegura que este médium no se nutre de su propio inconsciente, tomando su propia fantasía por realidad espiritual, tomándose el pelo a sí mismo y a nosotros, inconsciente o conscientemente?
El concepto médium y el valor del llamado mensaje transmitido a uno es creíble o no según la altura de la mediumnidad, si es que realmente podemos hablar de mediumnidad.
Porque agarremos al toro por los cuernos: miles de médiums engañan a la humanidad, consciente o inconscientemente.
Pero ¿quién puede hacer una distinción imparcial entre un buen médium y un impostor?
Para poder hacer esa distinción se escribió ‘Dones espirituales’.
Este libro examina con rigor los miles de médiums que han convertido la mediumnidad en un estercolero, tan pestilente que la mayoría de las personas ya no quieren ocuparse de estos disparates nada creíbles.
Por eso, ningún médium verdadero ha conseguido cambiar el mundo, porque por cada médium puro hay miles de impostores que ensalzan su supuesta mediumnidad como una revelación divina.
Pero el libro ‘Dones espirituales’ es un libro de estudio, que no recomendamos como primera lectura.
La razón es que recurre a conocimientos plasmados en libros anteriores.
A ese libro le preceden otros seis, en los que se van construyendo los conocimientos necesarios para poder hacer una correcta y fundada distinción entre los diversos médiums.
Es la razón por la que le aconsejamos leer primero esos seis libros.
De todas formas, la lectura de todos los libros de Jozef Rulof es el único modo para que usted determine por su propia cuenta si este médium es, en efecto, único.
El árbol se conoce por sus frutos.
Y el fruto de esta mediumnidad consiste en 11 000 páginas de conocimientos científicos espirituales.
Y no solo se trata de la cantidad y hondura de los conocimientos transmitidos, sino sobre todo de la respuesta integral en estos libros a nuestras preguntas existenciales.
Porque cuando un médium le dice a alguien: “Su madre fallecida se encuentra al lado suyo y dice que es feliz y que usted no debe estar triste por ella”, puede que sea un mensaje impresionante para esa persona, pero a nosotros, como humanidad, no nos ofrece nuevos conocimientos sobre lo que ya aseguraron antes otros médiums.
Y eso es justamente lo que hace única la mediumnidad de Jozef Rulof.
Esas 11 000 páginas ofrecen un análisis del hombre y del cosmos más profundo del que haya podido leer en la obra de otros.
Y, sobre todo, la veracidad de lo que le fue transmitido a Jozef Rulof se puede sentir cuando lea un libro suyo.
Decenas de miles de personas le precedieron a usted y dicen: “¡Eso es lo que he estado buscando toda mi vida!”.
Pero eso no deja de ser el sentimiento y la verdad de ellos; la verdad de usted solo la puede construir investigando, leyendo y sintiendo si la Universidad de Cristo le ofrece las respuestas verdaderas a las preguntas existenciales que usted se haga.