La Universidad de Cristo

Trae conciencia elevada

Los maestros espirituales de la “Universidad de Cristo” impulsan a la humanidad a una concienciación más elevada y al amor universal.
Según los libros de Jozef Rulof.
Una pintura que Jozef Rulof recibió de manera mediúmnica, en que se representa a Cristo.

La explicación a “Ámense los unos a los otros”

—Cuando en el Gólgota Cristo cerró los ojos, todavía tenía muchísimo que decir.
¿O crees que no es así?
¿Nunca te preguntaste lo que Cristo quería en realidad darle a la humanidad?
Jeus de madre Crisje Parte tercera, 1952
Cristo resumió su mensaje a la humanidad con “Ámense los unos a los otros”.
Mucho más no se quería oír en esos tiempos.
Por las pocas palabras que Él pudo decir, ya lo crucificaron.
Pero sabía que la explicación a su mensaje la darían más adelante los maestros espirituales de la “Universidad de Cristo”.
Desde el más allá conducen a la humanidad a una concienciación más elevada y traen la sabiduría espiritual a la tierra por medio de Jozef Rulof y muchos otros.

Inspiración desde la era prehistórica

Desde la prehistoria, Cristo inspiró a los maestros para impulsar hacia arriba el desarrollo espiritual de la humanidad.
La gente en la tierra todavía estaba viviendo en ese momento sus grados de los sentimientos animales.
Se masacraban unos a otros, solo valía la ley del más fuerte.
Cristo comprendió que para la gente en la tierra era muy difícil salir por sus propias fuerzas de este pozo de violencia.
La vida terrenal era demasiado breve para experimentar otros sentimientos aparte del hambre y el miedo de no tener suficiente comida.
Sin ayuda, la humanidad seguiría sufriendo sin perspectiva por culpa de enfermedades corporales, violencia entre ellos e inconsciencia interior.
Para poner fin a esta miseria, Cristo diseñó un plan gigantesco.
Era consciente de que el sufrimiento terrenal no terminaría antes de que el ser humano adquiriera el grado de sentimientos espiritual.
Solo era posible alcanzarlo amando la demás vida.
Cristo había experimentado que dar amor lo había conducido a las esferas de luz y finalmente hasta el grado de vida cósmico más elevado de todos, el Omnigrado.

Cristo es la primera alma

Cristo podía abarcar todo esto con la vista ya en la era prehistórica, porque como alma había comenzado con su desarrollo cósmico muchos millones de años antes que la gente que vivía entonces en la tierra.
El artículo ‘Nuestra alma cósmica’ ofrece un panorama de los artículos que describen la evolución cósmica del alma humana.
Todas las almas en el espacio viven un desarrollo semejante, pero no comenzaron con su evolución en el mismo momento.
Hemos comenzado, por ejemplo, con nuestra primera vida mucho más tarde que las primeras almas en el espacio.
Esas primeras almas ya han dejado atrás el ciclo terrenal hace mucho y ya han alcanzado su Omniconsciencia, por la que adquirieron un panorama de todo el camino cósmico que recorre cada alma en el espacio.
Cristo es una de esas primeras almas.
Es el primogénito que se desarrolló hasta formar una vida individual en el primer planeta.
Con Él, germinó la vida en todos los planetas en que el alma ha vivido cuerpos materiales.
Accedió como primero a la tierra y después al más allá para prepararse para los grados de vida cósmicos elevados.
Fue el primero en adquirir la conciencia magistral, por lo que pudo ser un guía para otras almas.

La Universidad de Cristo

Cuando desde el Omnigrado repasó con la vista el cosmos, vio que únicamente en la tierra dominaba una gran necesidad de concienciación espiritual.
En los planetas anteriores a la tierra, los habitantes no eran capaces de alcanzar sentimientos espirituales, y en los planetas después de la tierra, todos los habitantes ya habían desarrollado el amor universal.
Se sentía impulsado para traer personalmente su evangelio a la tierra.
Pero para que lo oyera el ser humano en la tierra, primero hacían falta algunos preparativos.
Si no, Su reencarnación como Cristo no podría alcanzar el efecto deseado.
Y también después de su reencarnación terrenal hacía falta guía espiritual, para evitar que el ser humano en al tierra se perdiera en violencia.
Para disolver el sufrimiento terrenal y llevar al ser humano en la tierra a la felicidad y la conciencia espiritual, hacen falta muchos pasos que son acompañados por la “Universidad de Cristo”.
Esos pasos se describen en los siguientes artículos:

Inspiraciones antes de Cristo

Cristo

Última Guerra Mundial

Evolución de la humanidad * Hitler * Pueblo judío * Colaboristas holandeses de los nazis y nacionalsocialismo * Genocidio

Amor universal

El Siglo de Cristo

Fuentes y profundización

Universidad de Cristo -- Fuentes

En papel

Puedes leer estos artículos en papel en el ‘Comentario sobre los libros de Jozef Rulof’.