Libros

Los primeros libros ofrecen una descripción detallada del más allá que se subdivide en esferas o regiones: siete tenebrosas y siete luminosas.
Todas estas esferas están sintonizadas con el ser interior de sus habitantes.
Después del proceso de muerte, hacemos la transición a aquella con la que ya nos hemos sintonizado durante nuestra vida terrenal mediante nuestros actos, sentimientos y pensamientos.
Aquí es el grado de amor lo que determina qué esfera nos espera.
Cuanto más amor universal sintamos por todo lo que vive, tanto más luminosa será la esfera a la que entraremos.
Los siguientes libros nos adentran en el asombroso mundo de la reencarnación.
Empezamos a conocernos a nosotros mismos porque vamos sintiendo y viendo cómo nuestros actuales rasgos de carácter y circunstancias vitales son el producto de causas que están en el pasado, muchas veces en nuestras vidas anteriores.
Siguiendo la línea evolutiva durante muchas vidas en la tierra, aprendemos cuál es el sentido de nuestra vida, de dónde venimos y hacia dónde vamos.
Eso hace también que vayamos entendiendo por qué las personas puedan ser tan diferentes en aquello a lo que aspiran y en lo que consideran importante.
Después de describir las esferas y el funcionamiento de la reencarnación, los siguientes libros profundizan en temas específicos, como nuestra comunicación con la vida en el Universo, la sabiduría del Antiguo Egipto, los diferentes fenómenos y grados de la mediumnidad y dones espirituales, la causa de las enfermedades mentales, la historia espiritual de los diferentes pueblos y de la humanidad, y la Evolución Cósmica del alma y del cuerpo.
Viendo la cantidad de conocimientos, y su hondura, recogidos en esos 27 libros, podemos hablar de una universidad de ciencia espiritual.
En los libros se le llama la Universidad de Cristo, porque alcanzamos a conocer lo que Cristo hubiera podido y querido dar a la humanidad, de no haber sido asesinado.