Luna -- Fuentes

Textos primarios de los libros de Jozef Rulof correspondientes al artículo ‘Luna’.
Según los libros de Jozef Rulof.
Estas fuentes presuponen la lectura previa del artículo ‘Luna’.

Bola espiritual

Los maestros volvieron la mirada a los tiempos en que surgió la luna.
La vieron como una bola espiritual que se formó como primer planeta en el universo, después de la división cósmica.
Esta bola espiritual se dividió y repartió en miríadas de partículas.
Estas partículas o células se desarrollaron hasta formar una vida embrionaria:
Estimado lector, la luna, pues, está muerta para su vida y conciencia.
Pero esa misma luna, este imponente organismo, se disuelve delante de nuestros ojos y vemos sus primeros instantes de todos, cuando tuvo que comenzar con su imponente tarea para Dios.
Volvemos a tal distancia y con tal profundidad que vemos delante de nosotros ese primer dar a luz y crear para el espacio, y es el grado de vida con que tenemos que comenzar para seguir ese desarrollo.
Así que ese el momento antes de que comenzara la creación materializada.
Vemos ahora que el firmamento se ha densificado a sí mismo, miramos dentro del “espacio astral”, el mundo espiritual para el universo en que toda esta vida tuvo que aceptar una tarea propia.
Lo que vemos son las chispas de Dios, o sea, después de la división divina... con sintonización macrocósmica, son los cuerpos celestes que más adelante recibirán la densificación material y se harán visibles, a lo que ahora pertenece absolutamente toda la vida en este espacio.
También estas chispas de Dios se dividirán con sintonización macrocósmica, porque cada una de las chispas posee las leyes divinas que se nos concedió durante nuestro viaje anterior.
Vemos ahora la luna como una bola astral, o sea, espiritual, como un espacio espiritual que ha surgido por medio de la división de Dios, pero que ahora llegamos a conocer como una vida autónoma.
Y también esta vida se dividirá y densificará, como lo hizo y pudo hacer Dios.
Así surgió la vida embrionaria y como seres humanos hemos comenzado con nuestra propia vida.
Lo que por lo tanto ha dado Dios —dividiéndose— a la luna, también nosotros llegaremos a tenerlo en nuestras manos, llegaremos a conocer sus leyes y tenemos que asimilarlas como seres humanos si queremos vencer este imponente espacio.
The Cosmology of Jozef Rulof Part 2, 1944
En esos tiempos iniciales, la luna seguía siendo alma y espíritu, y no polvo de luna endurecido como en el estadio actual:
Y ahora, claro, ustedes se confunden con su estadio actual.
Cuando hablamos de la luna la ven como ahora, materia endurecida.
Pero esto es plasma, es alma, es espíritu.
Conferencias 2, 1951
La luna actual es el resultado de billones de eras de evolución.
Una evolución que también nosotros como almas individuales hemos vivido, tanto de manera material como espiritual.
Materialmente, hemos crecido desde que era una célula simple hasta convertirse en el cuerpo humano en la tierra.
Y espiritualmente, en la tierra no hemos más que empezado con nuestra dilatación interior, para llegar a conocernos:
El erudito mira al espacio y se ve ante la luna.
Está muerta.
Pero la luna conoció billones de eras.
¿En qué era vive usted?
El ser humano, el ser humano como erudito mira al universo, no siente su dilatación, no siente su conciencia.
Pero ¿pensaban ustedes que habría un solo granito en ese espacio, una sola partícula, una chispa de Dios que no podría participar en la creación?
Porque eso no es posible.
Ahora el ser humano ha alcanzado la tierra.
Ha recorrido un camino macrocósmico.
Los eruditos no llegan a darse cuenta —en primer lugar el ser humano de esta sociedad— que ustedes ya han recorrido un camino universal, macrocósmico, y que han vivido esa dilatación, y que ya la tienen por su vida orgánica.
Todavía da igual cómo piensen ustedes, cómo sientan, para qué entreguen sus vidas: es el despertar espiritual y la dilatación interior para su espíritu, su alma divina, por lo que tienen sintonización con el Omnigrado, con esa Omnifuente, esa Omnimadre, esa Omnivida, esa Omniconsciencia.
Conferencias 2, 1951
Para llegar a conocerse a uno mismo, los maestros vuelven al origen de su propia vida como alma, sus primeras vidas como embriones:
Pero desde este estadio no tienen que...
Aquí nos quedamos ahora, imagínense que no están en este espacio, ya no tienen que verlo.
Sí que están, pero se sienten y ven espiritual y astralmente ante el nacimiento de su propia vida, porque se trata de ustedes mismos.
Ahora son seres humanos, pero alguna vez fueron embriones en las aguas, y eso lo vamos a ver.
Conferencias 2, 1951
Debido a que los maestros vieron como nacía su primera vida embrionaria en la joven luna, hablan de la “Madre luna”:
You can now ask: where did the Divine spark originate and develop, the human life?
The answer is: on the Moon, on Mother Moon!
The Peoples of the Earth, 1941

Maternidad espacial

La palabra “luna” no dice nada sobre la esencia de esta forma de vida espacial.
Los maestros la llaman una madre porque dio vida a innumerables formas de vida que más adelante hemos llamado “seres humanos”, “animales” y “plantas”.
Cuando toda esta vida hubo abandonado este planeta madre, era un gran lodazal.
Y solo después se endureció hasta adquirir la forma actual.
Lo que vemos ahora en el firmamento es un cuerpo materno muerto:
Gente, intuyan que aquí vivimos un estadio definitivo y que no ha de ser una “luna”, que no es posible que sea una “luna”, porque ese nombre lo creó el ser humano, porque ese nombre nació por el ser humano, por la universidad...
Esto no tiene nada...
Todos esos nombres, pues, desaparecen del Omnigrado divino, de este espacio.
Todo lo que ha recibido un nombre —pronto le quedará claro— está deforme y contrahecho.
Porque ¿acaso el sol es “femenino”?
¡La luna es la que es madre!
¿Por qué dicen ustedes "sol"? ¿Por qué dicen "luna"?
¡El sol es la paternidad, la luna es la maternidad para este espacio!
Y de lo que se trata para nosotros ahora es esto: la luna, esa madre, esa parte de esa Omnifuente, tiene que dividirse y esto continuará ahora, fue lo que se reveló, se manifestó.
Fueron pasando siglos y siglos, este proceso duró millones de años y finalmente, llegó el estadio definitivo también para este cuerpo, y este cuerpo fue un gran lodazal.
Y después llegó el endurecimiento, la densificación; y ahora ustedes ven un cuerpo muerto, porque ha terminado el primer grado cósmico.
¿Cuántas almas, seres humanos, seres animales, hijos de la madre naturaleza ha creado, pues, esta maternidad macrocósmica?
Conferencias 1, 1950
La luna espiritualizó la maternidad de la Omnialma:
La luna representa la ‘Omnifuente’ en todo.
Ha espiritualizado y materializado la ‘Omnialma’, el ‘Omniamor’, el ‘Omniespíritu’, la ‘Omnipaternidad y la Omnimaternidad’.
The Cosmology of Jozef Rulof Part 2, 1944
La fuerza básica del alma que se dilata es válida tanto para un ser humano como para un planeta.
El ser humano se dilató a partir de una célula simple hasta un cuerpo humano, y un planeta se amplió hasta formar un cuerpo gigantesco:
La célula creció hasta lo humano, y los planetas se ampliaron y se dilataron hasta formar cuerpos gigantescos”.
Conferencias 3, 1952
Después de la división cósmica la maternidad se contrajo hasta formar una bola espiritual, y después la luna vivió una dilatación:
Primero la vida, la paternidad y maternidad se elevan a una sola personalidad, se contraen mucho, se adhieren como una ventosa a esa entidad, y ahora la vida se dilata: es el siguiente estadio.
Conferencias 2, 1951
Esta dilatación fue posible gracias al calor del sol:
La fuerza creadora baja desde el espacio como un calor.
Conferencias 1, 1950
La luna succionó ese calor:
Absorbe esa irradiación calentada y por esta llega a haber dilatación, ampliación, evolución.
Conferencias 1, 1950
Conforme la luna se ampliaba y materializaba, se fue distanciando más del sol:
La luna, dije, se mantuvo con su cuerpo debajo del sol, y conforme si iba materializando se alejaba de la paternidad, recorrió su órbita como madre para la paternidad, y para nada más.
The Cosmology of Jozef Rulof Part 2, 1944
Cuando la luna comenzó con su densificación, los maestros vieron que había nebulosas entrando en su cuerpo espiritual:
Vamos a seguir cómo la luna ha comenzado con esa densificación, y una vez más vemos, por tanto, cómo esas nebulosas del espacio entran en la luna.
Conferencias 1, 1950
En esos tiempos, la luna todavía no tenía una forma endurecida, su alma no tenía más que un cuerpo espiritual:
Pero esto, pues, la luna —recuérdenlo bien ahora— como plasma, como fuente para Dios, para el padre... para la Omnimadre, ahora —lo hemos visto, ¿lo saben ya?— ¡es alma!
Alma.... pero también ya es espíritu.
¡Esto ya es espíritu!
Es la luna, es el primer grado cósmico.
No, es maternidad como espíritu, surgido de la Omnimadre.
¿Pueden seguirlo ahora, gracias a la conferencia anterior?
Y ahora llegarán a ver que la luna no estaba así como así en ese cielo y pudo materializarse.
No, es el alma de su alma —ahora vamos a comenzar, ahora ustedes mismos van a comenzar—, vida de su vida, nada más.
Es espíritu de su espíritu, sangre, sangre de su sangre, fuerza de imaginación de su fuerza de imaginación, sí, ¡alumbramiento de su alumbramiento!
Conferencias 1, 1950
Cuando en la tierra empieza a caer lluvia de una nube, es un fenómeno materializado que la luna ha vivido de manera espiritual.
Los maestros comparan las gotas de lluvia, como separaciones de una nube, con las células que se escinden desde las nebulosas espirituales de la luna.
Así, el alma individual como célula pudo comenzar con su vida embrionaria:
Y ahora llegarán las tinieblas, esas nubes se van a separar, llueve.
Pronto viviremos ese estado exactamente en la luna.
Ese estado del espacio es la Omnimadre en materia, pero ahora visto como soplo vital para el ser humano y este cosmos.
Pero la luna vivió exactamente la misma imagen, porque ella ha dividido su vida.
La vida material embrionaria pudo empezar, y nosotros vemos esa imagen, la vivimos ahora para la Omnimadre.
En nada hay diferencia.
Así empezó el verdadero parir para la creación, no hay más.
Conferencias 1, 1950
La vida embrionaria en la luna pudo separarse de las nebulosas espirituales por el calor del sol:
Debido a que hay empuje, a que las fuerzas creadoras de Dios están al servicio de la paternidad, o sea, el sol, que se densificará como lo vivirá ahora la luna, llegará a haber nueva vida, las primeras nebulosas, y después seguirán las primeras segregaciones, de las que surgimos nosotros, por las que nacimos.
The Cosmology of Jozef Rulof Part 2, 1944
La división de las nebulosas de la luna en células es el mismo proceso que la división cósmica por la que surgió la luna.
Todo lo que vive experimenta este proceso de división para alcanzar un siguiente estadio.
Más adelante, también la célula individual se dividirá para alcanzar una nueva evolución y reproducirse:
Y ahora llegamos a ver aquí que, según se iba densificando la luna, este cuerpo, ese primer grado cósmico...
Por supuesto que ahora ya puedo descender en la vida embrionaria, empezamos a seguir el embrión, pues este cuerpo tendrá que dividirse como pudo hacerlo la Omnimadre para ese mismo espacio.
Dividirse, dilatarse, representar la evolución, ustedes tienen que multiplicarse.
Sí, se dilatan, una y otra vez se les da a ver otra irradiación, otra vida, otro carácter.
Conferencias 1, 1950
Cuando las células se dividen, se puede hablar del proceso de fecundación:
Es decir que la Omnifuente, el protoplasma quería darse a una vida nueva, y esta es, pues, esta célula; es lo que a la luna se le ha puesto en sus manos.
Pues bien, la luna como madre macrocósmica y como entidad propia tuvo la posibilidad de dividirse.
Esa pequeña vida, esas divisiones, que esta produjo, recibió, tuvo y poseyó el mismo empuje, el mismo sentimiento, el poder, la gloria, la bienaventuranza, la benevolencia, las leyes armoniosas vistas y vividas como asuntos de fecundación elementales.
Conferencias 1, 1950
La división de una parte de sí misma es propia de la maternidad:
La luna empieza a dividirse como vida, como maternidad divina astral; esa fuente, como una parte divina de la Omnimadre, esa luna comienza a dividirse; lo cual también sucedió en el infinito.
Conferencias 2, 1951
Y más adelante, también las células que se han escindido empezarán a dividirse para transmitir su vida:
Esas células tienen que dividirse y esa división ha llegado desde el espacio, desde la fuente que es padre y madre, lo que tiene el sol y posee la luna.
Y ahora esas células, a su vez, vuelven a dividirse, tienen que hacerlo.
Conferencias 2, 1951
Las células escindidas se materializan, y de esta manera el corazón de la luna se densifica.
En ese momento, la parte restante de la luna sigue siendo astralmente espiritual:
Esa luna aquí continúa siendo astral.
Así que, ¿qué ocurre aquí?
Ese punto de aquí (tablero), esa partícula, ese punto, este corazón como si dijéramos, solo se puede ver ahora; la luna astral desaparece porque aquello adquiere densificación.
Conferencias 2, 1951
Después de la escisión de las primeras células, la vida microcósmica se densificó hasta formas de vida materiales.
Cuando se hubieron vivido esas formas de vida materiales, empezaron a pudrirse.
Después de muchas eras de putrefacción, se llegó así a una suerte de lodo:
La luna continúa, la luna sigue impulsando su vida, cada vez hay más dilatación, dilatación, la luna ya se ha densificado hasta ese punto —¿lo ven?—, cuando la luna ya hubo llegado a ese punto, aquí ya hubo zonas oscuras, entonces surgió la tierra (de la luna), por medio de esas eras de putrefacción.
Conferencias 2, 1951
Mucho después, la madre tierra pudo densificarse más que la madre luna, gracias a la fuerza del sol que había aumentado.
El maestro Alcar pregunta a Jozef Rulof (André) y al maestro Zelanus a qué llevó esta densificación:
Son fenómenos materiales, pero a la madre tierra se le concedió densificarse de otra manera, y solo fue posible... gracias a... ¿a qué, mi hermano André?
—Gracias al desarrollo de la paternidad, mi maestro.
—¡Eso es!
Es la verdad divina.
Lo ha hecho el sol como la fuerza creadora para el espacio.
Pero ¿a dónde nos conduce eso, maestro Zelanus?
—Al reino de los colores, mi maestro.
Significa que no solo volveremos a ver el reino de los colores por medio de la madre naturaleza, la vida de las flores, sino también como materia densificada: las piedras preciosas nos darán la respuesta.
The Cosmology of Jozef Rulof Part 1, 1944
La superficie lunar pudo densificarse hasta una suerte de lodo, pero en esta fase no se formó ninguna densificación más fuerte que pudiera resultar en por ejemplo oro o diamantes:
Doy en qué pensar a los eruditos, los ubico ante miles de leyes, por las que pueden seguir la densificación para la luna.
El ser humano no encontrará aquí oro ni esmeraldas y diamantes, no es posible, porque la luna no conoció jamás esta densificación.
The Cosmology of Jozef Rulof Part 1, 1944
La materialización de la luna como primer planeta en el espacio resultó en otra sustancia que en la tierra, porque el sol todavía no tenía mucha fuerza en esa época temprana:
“La sustancia, pues, para los planetas es diferente a la de nuestra tierra, porque cada planeta tiene que cumplir una tarea propia para este universo, lo que la madre tierra posee para la paternidad y maternidad del ser humano.
Y esto, por lo tanto, es la diferencia, pero los planetas viven esto para las leyes de densificación, que adquieren conciencia gracias al sol.
Questions and Answers Part 1, 1950
En los tiempos iniciales de la tierra, su densificación tampoco estaba en el nivel actual:
Entonces el sol aún no tenía esa fuerza de ahora, y de ese modo la vida de la madre naturaleza tenía otro aspecto.
Era más grande, pero sin la fuerza que tiene la vida ahora.
La madre tierra aún tenía que vivir los árboles, la materia, el granito, y esta es, pues, la respuesta a su pregunta.
Porque lo que ahora está alejado del sol no tiene esa misma sustancia.
Questions and Answers Part 1, 1950
En los tiempos actuales, el sol densifica mucho más y podría decir:
Y ¿qué es el oro?
¡Mi luz como materia densificada!
The Cosmology of Jozef Rulof Part 1, 1944

La luna se disuelve

Las primeras nebulosas en la luna ya se encargaban de que surgiera la atmósfera del planeta:
En este momento, esa luna ya irradia algo, ¿no?
La nueva densificación irradia fuerza, esa fuerza, esa aura es animación, es empuje.
Esa fuerza de este cuerpo atraviesa ese espacio, se dilata, más y más, hasta que ya nada... hasta que esa fuerza ya no pueda avanzar más, pues esa fuente a su vez lo detiene aquí y absorbe esa fuerza.
¿Lo pueden comprender?
Y ahora vemos, dice el maestro, ahora ya vemos que la luna, que este cuerpo, está en eso: esa aura se dilata —aunque la materialización, verdad, se queda aquí—, pero eso tiene radiación.
Y ahora vemos que las primeras leyes elementales, las primeras nebulosas ya se han encargado de su propia atmósfera —¿comprenden?—, el soplo vital.
Y ahora se dilata siete eras.
Esa aura de esas primeras nebulosas viene hacia aquí y se evapora; se evapora pero se queda.
Si lo comprenden, entonces podrán vivir más adelante la fuerza de gravedad.
Ahora esa atmósfera se convierte en sentimiento, en conciencia.
Aquí esa atmósfera ya está presente, y ahora también se dilata.
Se dilata siete veces, surgen siete eras, siete grados, hasta que lo etéreo de esta materia —¿pueden comprenderlo ahora?—, lo etéreo de esta materia ya no toque núcleo —¿entienden?— y ya veamos la atmósfera de la luna, la respiración.
Esa irradiación se aleja hasta que se hayan disuelto las antenas, hasta que estos siete grados, la fuerza de esta aura se haya espiritualizado —¿comprenden?— y hasta que por lo tanto lleguemos a un espacio en que no hay atmósfera, no hay soplo vital.
¿Se lo pueden imaginar?
Y ahora ya ven que la luna se encarga de su propio blindaje.
Aquí se puede vivir en todas partes y ustedes prueban esa vida, sienten su alma, pero detrás vuelve a haber vacío, ¿lo ven?
Conferencias 1, 1950
Debido a que densificaba su vida, la luna ha creado una atmósfera propia que no es nada más para la vida de Dios que la fuente que se encarga del aliento vital.
The Cosmology of Jozef Rulof Part 3, 1944
La vida que nació en la madre tierra vivió una evolución para alcanzar la dilatación y la densificación.
Después las almas se alejaron de la luna, para seguir evolucionando en otro planeta.
Cuando todas sus “criaturas” se hubieron ido, su atmósfera se hizo más etérea, y la masa lodosa se endureció hasta formar tierra y minerales:
Cuando se disolvió la atmósfera, esa masa se hizo más densa.
¿Sienten ustedes que de ese modo ella pudo comenzar con su proceso de morir?
Cuando aún había empuje en ella, eso mantenía intacta la atmósfera.
Cuando hubo materializado su última chispita de fluido vital, cuando sus hijos se hubieron marchado, eso fue el final para la luna.
Entonces la atmósfera se hizo más etérea y su vida se endureció, ese materia como tierra y minerales por la que surgió.
Las máscaras y los seres humanos, 1948
Debido a que la luna había concluido su tarea, pudo comenzar entonces a morir.
Ese momento ha quedado muy atrás:
La luna está ahora moribunda y eso ya es una... la última vida... eso ya es hace diez millones de años, entonces la luna ya estaba moribunda, entonces la luna empezó a morir, es cuando ya hubo completado su tarea.
Questions and Answers Part 5, 1950
Al disolverse su atmósfera, el lodo se endureció:
En esos tiempos la luna no era más que un proceso de putrefacción.
Cuando se terminó su tarea pudo morir.
Ese barro se fue haciendo más denso, más duro.
Las máscaras y los seres humanos, 1948
En ese momento nacieron las montañas y los valles:
Los últimos instantes de su vida fueron emergiendo a borbotones.
A eso siguió una resucción, su corazón viviente succionó esa materia más densa de regreso a la conciencia interior, y así surgieron las montañas y los valles.
Las máscaras y los seres humanos, 1948
Sus últimos fenómenos de respiración crearon los actuales cráteres en la luna:
Son estos cráteres los que tienen que representar su muerte.
Esto de aquí ha ocurrido para su conciencia, al igual que para el ser humano moribundo.
Los últimos fenómenos de respiración han creado estos cráteres.
Y entonces la materia se ha densificado como masa, y es la imagen del estadio actual.
The Cosmology of Jozef Rulof Part 1, 1944
Entonces la era de la vida en la luna había pasado:
The moon is the All-Mother for the universe.
What do people know about that All-Mother?
A dead being, the moon is dead; the moon has already completed the cosmic task.
Do you see?
You are now that old.
One age is past in the universe, and that is: the moon as mother has completed her task.
Questions and Answers Part 6, 1951
Su muerte toma bastante tiempo porque su cuerpo espacial se disuelve lentamente:
Ahora la luna está muriendo.
Se disuelve tranquilamente, y eso durará millones de años.
The Cosmology of Jozef Rulof Part 1, 1944
Durante una noche informativa, una mujer pregunta si la desaparición de la luna no irá a resultar en un trastorno espacial:
(Señora en la sala):

—¿Cómo se trastorna el equilibrio en el universo?
Todos... el sol y la luna y la tierra tienen un cierto equilibrio entre ellos.
Pero si resulta que desaparece la luna, entonces...
Questions and Answers Part 5, 1950
El maestro Zelanus explica cómo se llenará el espacio vacío:
Es muy sencillo.
Si toma usted un cubo de agua, y agarra una pesa, deja que se hunda hasta el fondo, entonces el agua sube, ¿verdad?
Y esa fuerza de la gravedad, una pelota o lo que sea, hierro, da igual, un pedazo de piedra, lo van sacando poco a poco, entonces eso se va rellenando.
Questions and Answers Part 5, 1950
Compara la disolución de la luna con la muerte de un ser humano:
Cuando uno pierde algo de su conciencia, ¿verdad...?
¿Qué es morir en la tierra?
Entonces se nos disuelve la atmósfera.
Porque el ser humano también tiene una atmósfera.
(Alguien en la sala dice algo inaudible).
¿Cómo dice?
(Señora en la sala):

—El aura.
—El aura.
Entonces se disuelve su atmósfera, el blindaje para ustedes mismos, el aura vital se habrá consumido.
Y de la misma manera...
Pero uno se retira de la vida, así, sin más.
¿Entienden?
Todo evoluciona.
También morir es evolución.
Si de pronto pudieran colocar la luna fuera de esa órbita, de ese espacio, aparecería un vacío que, lógicamente, sería rellenado por otros planetas.
Surgiría una sacudida.
Pero eso ahora es imposible.
Así que morir de manera suave es a la vez el llenado de la nueva conciencia.
Así que lo que la luna pierde en cuando a fuerza vital vuelve desde el espacio a la luna para ese espacio, para custodiar el organismo espacio.
Questions and Answers Part 5, 1950
Al igual que el ser humano retrae su sentimiento de su cuerpo al morir, la luna vuelve a succionar sus fuerzas espirituales de su cuerpo muerto para usarlas para su evolución posterior.
Lo hace según las leyes espaciales, retrayendo su sentimiento de su cuerpo material conforme este se va disolviendo tranquilamente.
Muchas personas en la tierra piensan que no necesitan esta disolución armoniosa del cuerpo material, y permiten que sus cuerpos sean incinerados.
En el artículo ‘Incinerar o enterrar’ se describen las consecuencias para su alma de esta repentina desaparición del cuerpo:
¿qué significa este morir todavía para la luna?
The Cosmology of Jozef Rulof Part 1, 1944
Ya no significa nada, nada, y tampoco para el espacio, porque esto es como la túnica humana que experimenta la putrefacción y pronto quedará aclarado legalmente.
Esto, a su vez, es relevante para las leyes armoniosas, porque si la luna como órgano se disolviera de pronto, este conjunto se desplomaría.
—Y eso ¿qué significa, maestro Zelanus?
—Que al ser humano se le dan a vivir estas mismas leyes.
—Y ¿esto nos conduce, maestro André-Dectar, a...?
—Nos reconduce a la incineración, mi maestro, de la que constatamos ahora lo equivocada que es, de qué manera tan destructora y antiespiritualmente calculada acelera ese acontecimiento la armoniosa disolución humana, mutilándola de este modo.
The Cosmology of Jozef Rulof Part 1, 1944
Así que la muerte para el organismo humano en la tierra es un solo acontecimiento como ley, pero debido a que un planeta ha recibido concienciación espacial para vivirla, se disuelve según el mismo patrón universal y hemos de aceptarlo.
Pero la muerte y el regreso es una sola ley, un solo acontecimiento.
Todavía veremos que la luna como cuerpo y madre también absorberá estas fuerzas para su continuación, y constataremos espacialmente que la incineración como ayuda técnica inventada es demolición espacial para las siguientes leyes que el organismo llega a tener en manos por medio del renacer, y que vivirá y experimentará solo entonces.
The Cosmology of Jozef Rulof Part 1, 1944
La incineración ocurre con rapidez, pero por eso el alma carece del tiempo suficiente para recuperar de modo armonioso su energía espiritual como auras de su cuerpo material:
But the academic of now does not know the moon.
Does not know the moon, do you hear this?
They have the binoculars, they can see that it is a dead body, but people do not understand that body.
People do not understand the human corpse nor the animal corpse.
What happens to the corpse, if the corpse is lying there?
Is it still alive?
Does it still have meaning?
People do not know it.
People have themselves cremated, which is awe-inspiringly wrong, because you need auras on the other side, which you take from that corpse.
Science does not know that.
People say: it is hygienic, it is incredibly beautiful, it is over just like that.
Questions and Answers Part 6, 1951
La luna se disolverá hasta formar una emanación, como era antes de comenzar con su materialización:
Este planeta se disuelve y llegará al punto en que la gente en la tierra lo vivirá en su tiempo.
Pero si ya habrá ocurrido miles de años antes y este planeta habrá vuelto a la energía invisible, aún podrán percibir este cuerpo desde la tierra.
Lo que verán entonces es la réplica de aquello que fue alguna vez, pero un fenómeno débil.
Aun así, allí delante de sus ojos vive ese mismo planeta, pero una cortina de niebla, una densa emanación está suspendida delante de ese cuerpo celeste, lo que en realidad es, no obstante, el primer y último fenómeno que has vivido en el proceso de revelación.
El origen del universo, 1939
Y finalmente, también esta emanación se disolverá:
—Poco a poco también eso se irá disolviendo, pero la disolución de aquello que fue alguna vez aún tomará millones de años.
Entonces en el último momento de todos mirarán a través de ese denso velo y también esa emanación se disolverá.
Entonces este planeta desaparecerá de delante de sus ojos, poco a poco se hundirá en la nada, que es la energía invisible.
El origen del universo, 1939
Entonces la luna habrá vivido sus siete eras:
La luna también tiene que vivir siete eras.
Las conocimos antes de la Omnimadre.
Conferencias 2, 1951
Todavía habrá seres humanos viviendo en la tierra cuando la luna se haya disuelto por completo:
Así que cuando la luna...
Se va disolviendo poco a poco.
Pero después se va llenando la conciencia, un espacio; adquiere vida nueva, eso ya está, no hace más que llenarse.
La luna ocupa algo.
Y entonces ese cuerpo se va disolviendo poco a poco, tarda millones de años, millones de años, y entonces ese espacio se llena.
Pero aún habrá gente viviendo en la tierra —¿lo oyen?— que entonces ya no verá la luna.
Questions and Answers Part 5, 1950
Muchos cuerpos espaciales ya se han disuelto, y más adelante también ocurrirá con nuestra tierra y todo lo que pertenece al tercer grado de vida cósmico:
Miles de cuerpos más pequeños y más grandes han vuelto ya al Omnigrado.
Esto continuará, tiene que ocurrir, y así será.
La imagen del universo que se ve desde la tierra, las estrellas y planetas que se conocen en la tierra, todos esos cuerpos se disolverán, porque pertenecen al tercer grado.
Solo aquellos cuerpos, es decir, estrellas y planetas que pertenezcan al grado más elevado, seguirán ocupando un lugar.
Pero todo lo que viva debajo de eso se disolverá.
El origen del universo, 1939