Pirámide de Giza

Un testimonio eterno

La pirámide de Giza simboliza el desarrollo material, espiritual y cósmico del alma, la humanidad, Cristo y el universo.
Según los libros de Jozef Rulof.
Foto: la gran pirámide de Keops en Giza

¿Quién diseñó y construyó la pirámide?

Fue la Universidad de Cristo quien diseñó y llevó a cabo el plan de construir la pirámide de Giza.
Varios maestros reencarnaron en la tierra y se convirtieron en los matemáticos, astrónomos y arquitectos que tomaron el mando de la construcción en la tierra.
Otros maestros se convirtieron en los sacerdotes terrenales que podían recibir las instrucciones para la construcción desde las esferas de luz más elevadas.
En la tierra todo estaba bajo el mando del sumo sacerdote, que nació para esto de la séptima esfera de luz.
El sumo sacerdote estaba directamente en contacto con el faraón, porque para la construcción hacían falta muchísimas personas porque no se usaban máquinas avanzadas ni fuerzas mágicas.
Todo surgió por medio del esfuerzo humano, con los medios más sencillos para rodar las piedras, subirlas y colocarlas en la posición correcta.
Todo Egipto ayudó, todos tuvieron una tarea en este gran evento.
Es el único momento en la historia de la humanidad en que muchos maestros de las esferas de luz más elevadas reencarnaron en la tierra.
Lo hicieron especial y únicamente para construir la pirámide, un templo en piedra para todos los tiempos, una invitación de alcanzar las preguntas.
Porque ¿cómo era posible de que en esos tiempos, sin medios avanzados y sin la ciencia actual, se diseñara y realizara semejante edificio monumental en el que cada piedra, tremendamente pesada, ha sido colocada con una precisión milimétrica?
Y ¿qué ha sido entonces de todo el conocimiento que hizo falta para eso? Y sobre todo: ¿de dónde provino ese conocimiento ya en ese tiempo?

El significado de gran alcance

Los maestros han representado la evolución cósmica del alma en piedra.
En primer lugar se predijo el nacimiento y la vida de Cristo.
Además, se ha representado también el desarrollo de la humanidad y del cosmos, y todos los grados que vive la vida en su desarrollo cósmico.
Cada piedra tiene una relevancia propia.
Los corredores en la pirámide, por ejemplo, refieren a la vida interior del ser humano.
La cámara real simboliza el Omnigrado, hacia el que vamos de camino como almas.
La esfinge también está conectada con la pirámide.
Simboliza la maternidad, desde los sentimientos animales hacia los más elevados.
Ella y la pirámide como creación densificada representan las fuerzas básicas de todo lo que vive.

En los libros de Jozef Rulof, el significado de la pirámide no se toca más que superficialmente en el libro ‘El origen del universo’.
En ese momento, Jozef no había avanzado suficientemente todavía como médium para dar una explicación a nivel del alma.
Más adelante esto sí habría sido posible, pero no ocurrió porque faltó el tiempo para hacerlo.
La explicación del significado de la pirámide no ocurrirá sino en los próximos siglos.
Cada vez nacerán almas que descorrerán un poco el velo, justo lo que esté sintonizado con el pensamiento de la humanidad en ese momento.
Para todos los tiempos venideros se queda allí el edificio como un templo que atestigua sobre la mirada con gran alcance de los maestros del Omnigrado, que inspiran al ser humano desde la prehistoria y lo apoyan para disolver el sufrimiento y hacer realidad la felicidad eterna por medio del desarrollo espiritual y el amor universal.

Fuentes y textos para profundizar en el conocimiento