Psicología

no es igual a conocer el alma

Al contrario de lo que sugiere la traducción del término psicología como ciencia del alma, la psicología aún no conoce la profundidad del alma.
Según los libros de Jozef Rulof.

Pensar materialmente

Mirando el origen griego de la palabra se podría traducir psicología con ciencia del alma
Para la sociedad la psicología es la ciencia del alma, pero según los libros de Jozef Rulof la psicología aún no puede reclamar esa pericia porque todavía no conoce aquella.
La actual psicología no habla sobre el alma y apenas sobre el espíritu y cuando habla sobre este quiere decir con ello los sentimientos y pensamientos del ser humano.
Sí habla de conciencia y subconsciente, pero aún no sabe que nuestro subconsciente contiene las experiencias de todas nuestras vidas anteriores.
La psicología todavía no conoce la realidad espiritual detrás de estas palabras, porque sigue pensando de modo material.
Como rama de la ciencia actual se limita a los fenómenos materialmente perceptibles.
Así es como la psicología, igual que las demás ciencias, refleja el sentimiento y pensamiento de la humanidad actual, que están centrados en la sustancia, en la materia.
La psicología sí mira ya al interior del ser humano, pero para explicarlo todavía se limita a las causas en la vida presente, como el medio social, la educación, la sociedad, pautas de comportamiento aprendidos, genética y el cerebro.

Infundir alma a la materia

La psicología todavía no sabe que los sentimientos están conformados por todas nuestras experiencias en esta vida y las anteriores.
Todavía no sabe que el alma se conecta durante la concepción con el óvulo fecundado para continuar su eterna evolución en esta nueva vida.
La psicología todavía no conoce ninguna reencarnación como explicación de las diferencias de personalidad entre dos personas.
Por eso el ser humano no avanza mucho cuando se dirige a la psicología para llegar a saber cómo se formó su vida interior.
Si observara cada rasgo de carácter de sí mismo a la luz de la construcción de ese rasgo, en esta vida y sus anteriores, su mirada ya llegaría más lejos que la actual ciencia.
Cuando en el futuro se demuestre científicamente que el alma sobrevive al cuerpo material y que lo trasciende, también la psicología podrá ampliar su explicación de los sentimientos del ser humano y podrá ayudar a la gente en general a comprender el funcionamiento del alma.
Solo entonces se podrá llamar con razón la psicología ciencia del alma.

Fuentes y textos para profundizar en el conocimiento