Renacer para una tarea

para la humanidad

Muchas almas se reencarnan con el fin de aportar sabiduría, arte, ciencia y técnica a la tierra para desarrollar la humanidad.
Según los libros de Jozef Rulof.
“Aportan sabiduría y arte a la tierra...”. (En la imagen: Bach, Beethoven, Mozart)

Sabiduría

Muchas almas regresan para una tarea con la que ayudan al ser humano en la tierra a avanzar.
Dan su vida para mitigar el sufrimiento físico del ser humano o para estimular el desarrollo espiritual.
Aportan sabiduría y arte a la tierra o un gran avance en ciencia y técnica.
Jozef Rulof habla durante una noche informativa sobre un sumo sacerdote que antes de morir en la tierra comunicó a los sacerdotes del templo: “Por la mañana ya volveré otra vez, porque se me ha dado continuar mi tarea”.
Poco tiempo después volvió a nacer cerca del templo y tres años más tarde el niño ya le decía a su madre: “Mamá, no me quedo aquí porque me voy al templo. Allá hay un templo, ¿verdad?”.
Al cumplir ocho años se mudó al templo.
En ese momento ya tenía la misma sabiduría que en su vida anterior.
Dijo a sus padres: “No hace falta que lloren, padres, porque tengo más padres y madres”.
Visitó a sus padres de su vida anterior, porque todavía estaban en la tierra.
Durante su nueva vida continuó la escuela de la sabiduría mística, de la que en su vida anterior también había sido el profesor.
La escuela recibía su inspiración de los maestros espirituales, lo que le permitió presentar al mundo esta prueba de su propia rápida reencarnación.

Reencarnarse con rapidez

Este hombre era capaz de reencarnarse con esta rapidez excepcional porque estaba en completa armonía con las leyes del nacimiento del alma.
Entonces ya no hace falta esperar mucho tiempo la reencarnación; el alma ya se puede reencarnar entonces en un óvulo fecundado siete horas después de morir.
Cuando se trata de la evolución de la humanidad el alma encuentra al instante a una madre dispuesta para hacer posible esta tarea.
Entonces este alma tiene prioridad sobre otras almas que solo regresan para enmendar y que se han alejado de la armonía del nacimiento causando una desgracia a alguien.
La mayor parte de las almas que esperan en el mundo de lo inconsciente para reencarnarse regresan para enmendar algo.
No pueden reencarnarse con rapidez: tienen que esperar hasta que haya una madre que los pueda dar a luz.
Esta espera puede tomar centenares e incluso miles de años o más si el alma se ha arrojado fuera de la armonía de la vida a causa de una violencia salvaje contra los demás.

Combinar tareas y enmiendas

Jozef Rulof ve durante un desdoblamiento corporal en las esferas de luz un alma que se prepara para reencarnarse para una combinación de tareas y enmiendas.
Esta alma completará como mujer una misión espiritual en la tierra.
Y eso lo combinará enmendando algo para una persona a quien causó una desgracia en una vida anterior.
Esa alma se convertirá en su marido en la nueva vida.
Antes de que se reencarne hacia la tierra está en las esferas con su alma gemela.
Esta la acompañará luego en la tierra, durante su misión espiritual, como su guía espiritual.
Su alma gemela será su inspiración y la elevará a grandes alturas.
Seguirán unidos en la profundidad de sus sentimientos, aunque una persona de las dos nazca en la tierra y se casará allí con otro hombre.
Enmendará cosas en ese matrimonio y así podrá liberarse de la presión que siente en sus adentros; esta surgió por la desgracia que alguna vez ocasionó a esta alma.
Su alma gemela se encargará ella misma de que se encuentre con su nuevo marido para que puedan comenzar las enmiendas.
Aunque es posible que eso le suponga una carga pesada y le dé pena, así habrá pasado con esa única vida el dolor, y después estará eternamente unida a su alma gemela.
Entonces estarán abiertas las esferas de luz más elevadas, a las que no es posible acceder con una presión interior.
Cuando se está libre de odio, pasión y violencia y ya se posee amor es posible permanecer en la primera esfera de luz, pero aun así puede haber almas ante las cuales haya que enmendar cosas antes de que se disuelva la presión interior.
En la primera esfera todavía se siente de forma material; todavía quedan dos esferas antes de alcanzar la esfera existencia espiritual: la cuarta esfera de luz.
En las primeras esferas de luz empezamos a liberarnos de cualquier arrepentimiento al enmendar todo con creces, porque en las esferas de luz más elevadas incluso una leve tensión interior interferiría en la conexión de los sentimientos completa, y la interrumpiría.

La Universidad de Cristo

Es posible reencarnarse en la tierra desde las esferas de luz para llevar a cabo una tarea para la Universidad de Cristo.
Cuanto más elevada la esfera de luz mayor será la tarea y más intensamente se servirá el desarrollo de la humanidad.
Entonces se ve nacer en la tierra un niño prodigio.
Volver a nacer para una tarea también se trata en los artículos ‘Sócrates’, ‘Venry, sumo sacerdote renacido’, y ‘Renacido como Anthony van Dyck’.
Durante su “renacimiento para una tarea”, Jozef Rulof recibió veintisiete libros para el ser humano que busca.

Fuentes y textos para profundizar en el conocimiento