Palabras del editor

Estimado lector, estimada lectora:
 
 
Cuando Jozef Rulof recibió su primer libro por vía mediúmnica, en 1933, su mediumnidad no se había desarrollado todavía lo suficiente para que firmara el libro con su propio nombre.
Al hacerlo, Jozef Rulof despertaba del trance, porque al escribir su nombre sentía como si lo “despertaran”.
Pasaba lo mismo con todos los nombres y todas las circunstancias que vivían en lo más íntimo de sus sentimientos.
Por eso, en ‘Una mirada en el más allá’ se usaron otros nombres y otras circunstancias, para que no trastornaran la profundidad del trance mientras escribía el libro.
Para más información acerca de cómo se escribieron estos libros en trance, nos remitimos al libro ‘Dones espirituales’.
Por eso, en este libro Jozef Rulof recibe el nombre de “André”, y de la misma manera el escritor modificó ligeramente varios otros nombres y circunstancias.
Los nombres y circunstancias exactos de la vida de Jozef Rulof se pueden encontrar en la biografía ‘Jeus, el de madre Crisje’.
En el prefacio de la cuarta impresión de ‘Una mirada en el más allá’, Jozef dice al respecto: “Sin embargo, no se trata aquí de nombres, sino del mensaje de esta obra tan hermosa”.
Un saludo afectuoso,
La dirección de la Fundación El Siglo de Cristo
2020